La vida nos cambió de repente y vino el teletrabajo

Aún no nos lo creemos, pero en muy poco tiempo, la vida nos cambió a todos de repente, en todo el planeta. Los colegios están cerrados, empresas y en algunas ciudades tienen toques de queda, y más personas que nunca han aprendido de un día para otro a comunicarse mediante video conferencia.

El escenario cambió de forma radical, hace muy poco tiempo, la oficina dejó de ser el lugar de trabajo de muchos españoles. La crisis del coronavirus empujó a las empresas al teletrabajo, salvo a los supermercados, hospitales y servicios básicos

En tiempo récord, y fuera de “planning” muchas compañías han implementado a contrarreloj el trabajo en remoto o teletrabajo, algo hasta ahora impensable para muchas empresas que recelaban del teletrabajo por considerarlo poco sostenible y eficaz.

Un escenario que para muchos es nuevo, utilizar sus casas como despacho, y que abre la incógnita sobre cómo influirá en los hábitos laborales cuando termine la cuarentena.

 

Teletrabajo en un abrir y cerrar de ojos. El coronavirus ha propiciado trabajar de forma remota en un Si o Si.

El teletrabajo ha sido considerado como una especie de tabú para muchas empresas cuya mentalidad está aún anclada en el tipo de trabajo convencional, “in situ”: el estar 8 horas en una silla, para muchos significa tener mayor control del trabajo de las personas.

Según el Director General de Dynatec, Jaume Tarragó, “se está produciendo un cambio de paradigma en las empresas”. Muchos trabajos seguirán operándose de la forma tradicional, como por ejemplo las manufacturas, sin embargo, otros como los servicios auxiliares pueden perfectamente llevarse a cabo mediante el teletrabajo.

Comenta Tarragó que la situación que vivimos estos días debido al coronavirus va a suponer un antes y después en la forma de trabajar de las empresas. Desde el punto de vista de la productividad, la solución no es llevar a cabo por videoconferencia lo que antes eran reuniones presenciales, sino ahorrarnos reuniones innecesarias y hacerlas más eficaces.

Lo importante. señala Jaume Tarragó no está en si las personas trabajan desde su casa o desde la oficina, sino en la forma en que las empresas están organizadas. En otras palabras, para que el teletrabajo consiga aumentar la productividad, hay que cambiar muchas otras cosas en las compañías y en las personas.

Teletrabajo | Jaume Tarragó, Director General de Dynatec
La mayoría de la gente verá que es muy posible y comenzará a acostumbrarse a los beneficios del [trabajo remoto], incluida la autonomía, la ausencia de viajes diarios y menos distracciones que en las oficinas convencionales. Las empresas que no permitían el trabajo remoto ahora tendrán que plantearse que hacer en el futuro ahora que se han demostrado a si mismos que funciona.

Las empresas y negocios que ahora se enfrentan a los desafíos del trabajo remoto, tal vez refuercen sus opciones de flexibilidad, mejoren su tecnología y ciberseguridad, y echen un segundo vistazo a sus procesos operativos actuales.

En 2018, según el portal Statista, solo un 4,3% de los trabajadores de España afirmaba hacerlo habitualmente desde casa. Casi al mismo nivel que Reino Unido (4,4%), Polonia (4,6%) o Suiza (4,1%); y por debajo de Portugal (6,1%), Francia (6,6%), Finlandia (13,3%) y Países Bajos (14%). Las cifras de Adecco revelan que en el último trimestre de 2019 un 7,9% del total de ocupados teletrabajó al menos de forma ocasional.

Según palabras de nuestro Director General Jaume Tarragó, “la pandemia probablemente acelerará la adopción del teletrabajo”.

El ser humano está diseñado para sobrevivir y en tiempos de crisis, las personas sacan lo mejor de su creatividad.

Dynatec implantó el teletrabajo de forma inmediata y fomentó el trabajo en equipo

Prácticamente todo el personal de Dynatec está actualmente teletrabajando, con la excepción de algunas personas cuyo trabajo está involucrado directamente en plantas de producción en sectores críticos.

Se han habilitado VPN’s para que las personas puedan acceder a servidores de trabajo y suministrado ADSL portátiles, equipos informáticos e incluso monitores para poder realizar planos de una forma más cómoda.
En los primeros momentos de este despliegue incluso hemos sido nosotros mismos quienes nos hemos encargado de llevar los equipos en mano a las personas. En la imagen siguiente podéis ver a Jim Novack, Presidente de Dynatec organizando el mismo la preparación de los equipos para el teletrabajo.

Teletrabajo | Jim Novack, presidente de Dynatec preparando los equipos para trabajar en remoto

Estamos seguros, y bajo nuestra experiencia, que uno de los principales retos del trabajo en remoto consiste en ser capaz de mantener el contacto y la coordinación con el resto de tu equipo.
Para nosotros el intercambio de información y de buenas prácticas nunca había sido tan necesario. Los chats de comunicación internos son las herramientas ideales para asegurar el flujo de información con el resto de los compañeros e incluso con miembros de otros equipos.

Teletrabajo | El equipo de Dynatec trabajando en remoto

Gracias a la posibilidad de organizar la comunicación por temas y a su presentación de los mensajes por orden cronológico, nuestros diferentes equipos han podido seguir las actualizaciones sobre los temas que les interesan y fomentar la participación de todos los miembros, sin tener que enviar un e-mail con las consabidas copias.

Nuestro consejo para una mejor coordinación es no descuidar las reuniones a distancia

Sabemos que los chats de mensajería interna son extremadamente útiles, pero es vital el contacto con clientes y colaboradores y nosotros lo hemos conseguido gracias a las reuniones a distancia.

Hoy en día hay herramientas para estas videoconferencias muy útiles y al alcance de todos. Entendemos que haya muchas personas que no estén familiarizadas con las reuniones a distancia, pero enseguida se acostumbra uno, y sobre todo gracias a las herramientas digitales que existen hoy en día, como las plataformas gratuitas Skype, Whatsapp o Hangouts.

Sabemos que, para muchos, la soledad que conlleva el trabajo en remoto se ha convertido en una de las mayores desventajas de quedarse en casa. Es duro que después de varios días de cuarentena, hablar sobre temas puramente profesionales sea agotador.

Es muy sano mantener charlas informales con los colaboradores y clientes. Te aconsejamos dadas las circunstancias tan excepcionales, que dediques unos minutos a preguntar a tus compañeros, partners, clientes…cómo están al principio o al final de una llamada o una reunión.

No hay que olvidar el lado humano, por eso, no dudes en ir un paso más allá, y proponer allá, un paréntesis para tomar un café o para comer y charlar en grupo.  Otra idea que te damos es quedar con tus compañeros tras el trabajo para “tomar algo”, una especie de “afterwork” virtual.

Para teletrabajar, es fundamental tener un ambiente y lugar adecuados

Sin duda el confinamiento ha propiciado un cambio de paradigma. Nos ha roto los esquemas por eso es muy importante mantener una rutina que nos “ancle” a la realidad.

Es importante marcarse unos horarios y un planning de actividades diario, y aunque no vayas a ir a ninguna parte, no te quedes en pijama. Arréglate y vístete para estar presentable cuando te sientes a trabajar.

Para empezar a trabajar es muy importante disponer de un espacio fijo porque te permitirá ser más fiel a tu rutina y te ayudará a concentrarte. Sabemos que muchas veces no es nada fácil, sobre todo si tu casa es pequeña y tienen niños o varios de familia.

Si te es posible, procura tener un lugar que tenga una buena iluminación y ventilación y, para evitar distracciones e interrupciones, asegúrate de informar a tu entorno de que esa es tu zona de trabajo y de cuáles son tus horarios.

Recuerda que el trabajo no lo es todo

El trabajo en remoto muchas veces te hace perder la noción del tiempo y unido a la situación actual de estrés, podemos caer en un burnout. Para mantenernos con una buena salud mental, es fundamental mantener el contacto informal con tu equipo y tus seres queridos, así que sigue fomentando el contacto con tus amigos y familia.

Y, muy importante: no te olvides de ti. Dedícate tiempo. Piensa que este momento puede ser el ideal para retomar alguna afición o ponerte al día con tus lecturas o tu lista de series o películas pendientes. Y si tu caso es el de tener la agenda repleta de video llamadas y actividades on line, practica el “dolce far niente”

 

¿Se quedará el teletrabajo después de la pandemia de coronavirus?

En Dynatec pensamos que el coronavirus Covid-19 podría ser el catalizador del cambio de patrones “de siempre” de muchas empresas. Una manera de sumarse al modelo de las «startups»: una generación acostumbrada a adaptarse a los cambios de última hora y a sacar adelante un proyecto con metodologías modernas.
Las Startups son jóvenes empresas, la mayoría de base tecnológica, nacidas en un entorno tecnológico y están sobradamente acostumbradas al teletrabajo. Reuniones por videollamada, trabajos on-line mediante la plataforma de Google, Hangouts, Teams o charlas por Slack.

En cualquier caso, la situación actual que estamos viviendo ha llevado a lo que está siendo el mayor ensayo de teletrabajo a gran escala en España.

Leave a Reply