¿Cómo aplicar un método de innovación en un proceso o una empresa de ingeniería? Muchos ingenieros se hacen esta pregunta.
En un estudio realizado durante 10 años entre las compañías más innovadoras de la lista Forbes (unas 526 cotizadas en bolsa) se analizó las causas por las que sólo unas pocas son capaces de relanzar su capacidad de innovación.
De las compañías analizadas, menos de 50 han mejorado su capacidad innovadora con un éxito destacable, y hay algunas como por ejemplo Hindustan Unilever, Regeneron, Modelez (Kraft), Godrej and Boyce, Marriott, o AT&T, que lo han logrado ampliamente.
Lo que las hace diferentes es que han impulsado un nuevo tipo método de gestión de la compañía, basado en unos principios y técnicas que con frecuencia se encuentran en las start-ups.
Los ingenieros utilizan por ejemplo las novedosas técnicas de design thinking para comprender las necesidades de los clientes, o las técnicas lean start-up para experimentar con nuevas soluciones rápidamente.
Lean Start Up _ @Dynatec selecciona ingenieros en todo el mundo
El método innovador Lean Start-Up para ingenieros
Lean Start-Up es un método desarrollado por Eric Ries para lanzar nuevas empresas, y está transformando la manera de los ingenieros de concebir, fabricar y lanzar nuevos productos al mercado. Este método tiene como objetivo reducir el riesgo en el lanzamiento de nuevos productos y servicios.
Ries es licenciado en informática, ha sido elegido por la revista Business Week como uno de los mejores emprendedores en tecnología, y es una de las personas más influyentes de Twitter, según el Peer Index.

Eric Ries

Estos son los pasos que hay que seguir para aplicar este método para potenciar la innovación en empresas de ingeniería:
1º paso. Entendimiento: Disfruta de las sorpresas. Amplia el rango de preguntas que te haces, observa, haz networking y experimenta para llegar a identificar problemas.
2º paso. El problema: Descubre el trabajo que hay que hacer. En vez de empezar con la solución, empieza por analizar las necesidades o el problema al que se enfrenta el cliente.
3º paso: La solución. Desarrolla prototipos mínimos viables (MVP). Esto supone invertir menos recursos (tiempo, dinero e ilusión) en la fase de aprendizaje y testeo de la idea de negocio.
4º paso: El modelo de negocio. Valida cuanto antes la idea en el mercado para testar las hipótesis del negocio (precio, distribución, estructura de costes…) y convertirlas en realidades lo antes posible.
Y en tu compañía ¿Cómo potenciáis la innovación? ¿Usáis alguna metodología?
Si te ha gustado este artículo, ¡compártelo!

Leave a Reply