La ingeniería innova día a día, no solo los procesos de diseño, fabricación o curación. También descubre y desarrolla nuevos materiales que acaban incorporándose a nuestra vida cotidiana.
Destacamos cuatro materiales que se han descubierto recientemente y que ya tienen o empiezan a generar gran impacto en la ciencia y la economía.
1. El grafeno
En 2004 se descubrió el grafeno, una capa única de átomos de carbono que se convirtió en el material más fino creado hasta el momento. Dos ingenieros rusos de la Universidad de Manchester,  Andre Geim y Kostya Novoselov, consiguieron con este descubrimiento el Nobel de Física.
grafeno grafeno -  - Dynatec busca ingenieros en todo el mundo
Gracias a sus características, es resistente, flexible, transparente y superconductor -por citar sólo algunas de ellas-, se ha usado ampliamente en las pantallas de televisión y de los teléfonos móviles.
Su aplicación en productos desarrollados por ingenieros es enorme: en polímeros, cerámica y metales. Como por ejemplo para crear una capa que proteja del óxido a cualquier metal, membranas para alimentar células o separar la sal del agua.
2. Impresoras de materiales en 3D desarrolladas por ingenieros
Las impresoras 3D van a cambiar radicalmente la manera en que los ingenieros diseñan prototipos y productos. Hasta ahora se usan sobre todo para producir prototipos de plástico y empiezan a verse aplicaciones en el tratamiento médico.
En el futuro los consumidores y los ingenieros podrán construir en casa sus propios objetos tridimensionales.
 
materiales innovadores - Dynatec selecciona ingenieros en todo el mundo
 
3. Las baterías de iones de litio
En la Universidad de California ingenieros han creado una bacteria de iones de litio que contiene tres veces más energía y que puede recargarse en diez minutos.
Se trata de un desarrollo que mejora la densidad de energía de las baterías de litio y que abre la puerta a una recarga más ágil de los coches eléctricos.
4. El “Spinning Smoke”
Ingenieros del MIT desarrollaron un lápiz que permitía al quien lo usaba dibujar nanotubos para hacer sensores. Ahora investigadores de la Universidad Rice han creado un hilo-nanotubo, con la largura y la flexibilidad necesaria como para crear una bobina de 50 metros que es diez veces más fuerte que el acero.
David Burleigh, profesor en el departamento de Materiales y Metalurgia en New Mexico Tech, denomina a este nuevo material: “Spinning smoke”. Y podría utilizarse  para productos textiles “electrónicos” e implantes médicos.
¿Te ha parecido interesante este post? ¡Compártelo con tus contactos!

Leave a Reply