Muchos son los retos que debe afrontar un Ingeniero a la hora de hablar en público, los nervios de presentarse ante un auditorio por pequeño que sea, el sentirse analizado por varios pares de ojos, los miedos a no quedar a la altura de lo esperado, son cuestiones que un Ingeniero debe superar a la hora de presentar un proyecto, negociar una alianza en una reunión de trabajo o capacitar a un equipo de trabajo.
Todo tiene su técnica, por eso hoy os traemos un extracto de las claves más importantes para conseguir que el momento de la oratoria – para algunos de gran intensidad-,  sea una experiencia más que gratificante.

Silencio en la sala

Comienza a hablar cuando el silencio en la sala sea total, crearás mayor expectativa ante tu auditorio y tus oyentes desearán que comiences cuanto antes. Comienza tu frase con algo impactante, una fábula, una anécdota real, una pregunta….

Tu lenguaje corporal y actitud es determinante a la hora de lanzar tus mensajes con eficacia.

Tu posición condiciona el éxito de tu mensaje

Tu cuerpo ha de transmitir confianza a través de tu estado de relajación y postura, apoyado firmemente en el suelo, sobre las plantas de tus pies, no sobre tus talones y asi evitar movimientos nerviosos.
Relaja tus rodillas y tus brazos, sin entrelazar las manos permanentemente. Estas pueden ser movilizadas pero de forma relajada , sin grandes aspavientos. Las manos caídas a los costados, la mirada floja y la distensión, son los puntos fundamentales a tener en cuenta. La posición ideal para hablar en público es de pie; sin embargo, conviene sentarse de vez en cuando y aprovechar este momento para tomar un sorbo de agua.
Evita tener y jugar con objetos en las manos que desvíen la atención de tu auditorio. No distraigas al público con un atuendo llamativo.
Un Ingeniero tiene multitud de recursos para ayudarse de elementos multimedia muy visuales que ayuden a simplificar conceptos y aporten interés en los oyentes. Estos elementos son imprescindibles a la hora de hablar en otro idioma ya que te ayudan a aclarar ideas y derribar barreras lingüísticas.

Tu mirada

Reparte tu mirada en todos los oyentes sin clavar tus ojos durante mucho tiempo sobre la misma persona para no provocar situaciones incómodas. Si tus oyentes son pocos, dirígete a todos y cada uno de ellos estableciendo contacto y entablando relaciones.

Tips para Hablar en publico. Especial Ingenieros.Tu  voz

Para que tu voz llegue con claridad te recomendamos técnicas como
Mantener el Tórax erguido: así amplias la capacidad torácica, permitiendo una mayor tonalidad vocal.
Respira adecuadamente: inhalando por la nariz y exhalando por la boca. Evitarás que se te sequen las cuerdas vocales y te agotarás en seguida.Debes mantener constantemente el ritmo respiratorio, y adecuar las oraciones a ese ritmo, evita  parar para “respirar” en medio de una frase. Tu respiración debe ser regular y tranquila.

Usa un lenguaje acorde a tus oyentes

Para un Ingeniero es fácil adaptarse al nivel de su interlocutor. Un léxico técnico, científico o coloquial, en definitiva un lenguaje acorde al oído de tu interlocutor, es fundamental para que tu mensaje transmita veracidad.

Improvisa

Pon en marcha tu máquina de rapidez mental (esto es fácil para un Ingeniero), y estáte preparado ante cualquier cambio de rumbo, reacciona y relaciona el tema polizón con alguna experiencia personal y continua inmediatamente con tu discurso ensayado. Para llegar a ser un buen orador tienes que tener buena dosis de imaginación. Esta es una facultad que permite poner nuevos matices a tus ideas evitando rigidez en las exposiciones.
Practica algunos ejercicios para mejorar la capacidad de improvisar como por ejemplo jugar con amigos al cuento encadenado, comenzando por una persona y continuando sucesivamente y sin pausa por el resto de participantes.

Ayuda a tu memoria

Practica reglas mnemotécnicas para hacer por ejemplo presentaciones y usa formulas con acrósticos como por ejemplo TIO, utilizada para presentar a una segunda persona al auditorio y ARDA utilizada para discursos de agradecimiento .
TÍO es el acróstico de: Tema, Interés, y Orador. puedes seguir esta fórmula que te guiará con sencillez y eficiencia en lo que tienes que decir.
Primero, menciona el Tema de la charla.
Segundo, despierta Interés destacando su importancia, actualidad o conveniencia.
En tercer lugar, debes presentar al Orador, mencionando claramente su nombre y apellido.
ARDA es el acróstico de: Agradecimiento, Reconocimientos, Destino y Agradecimiento final.
Primero, Agradecer el premio otorgado.
Segundo, Reconocer el trabajo, la influencia, inspiración o colaboración de terceros.
Tercero, señalar el Destino que se le va a dar al premio.
Cuarto, cerrar el discurso con un nuevo Agradecimiento a modo de despedida.

Sé entusiasta

La mayoría de los éxitos de los grandes oradores se basan más al entusiasmo que al contenido del mensaje. Ampliar dosis de entusiasmo a veces superan con creces la falta de conocimiento del tema en cuestión. Oradores de grandes capacidades intelectuales a veces fracasan por la falta de entusiasmo, generando falta de interés en el oyente. Puedes evitar la monotonía de tu discurso añadiendo variedad en el tono de tu voz, haciendo pausas para crear expectativas, retomando de nuevo un ritmo ascendente y descendente.  Si a tus conocimientos de Ingenieria le sumas esta cualidad de la que te hablamos,  conseguirás entusiasmar a tu oyente sin lugar a dudas.

Evita las muletillas

Estamos seguros de que tú como Ingeniero no las utilizas pero siempre recomendamos omitir en la medida de lo posible expresiones como “y tal”, “o sea”, “estooo”, “¿vale?”, “¿correcto?”, “¿de acuerdo?.

Ensaya tu exposición

Primero frente a tu espejo, y posteriormente ante algunas personas de tu entorno que te hagan ver los errores de tu exposición con críticas constructivas. El ensayo además te proporcionará una soltura que evitará que lo tengas que leer íntegramente, dibujando mentalmente un diagrama que te ayudará a desarrollar las ideas sin repetir frases ni palabras innecesriamente.

Guárdate algunos conocimientos en tu manga

Si hubiera una parte de ruegos y preguntas tras la exposición, conviene que reserves parte de tus argumentos para utilizar en este momento tanto para responden como para ampliar temas.

No polemices

Si se da el caso de una pregunta capciosa o incómoda con el fin de desacreditar tus conocimientos de forma mal intencionada, lo mejor es evitar la discusión tratando de reconducir de nuevo el tema .
¡Un orador nunca debe enfadarse frente a su auditorio!

Habla en primera persona

Al usar expresiones en tercera persona, se da una impresión de superioridad muy molesta que debes evitar, no utilices “ustedes” sino nosotros.

Ilustra tus mensajes con ejemplos

Para que tu mensaje llegue fácilmente y no se mezcle con la abstracción de ideas. Acompáñalo con ejemplos, relatos y situaciones concretas o personajes reales.

Disfruta

Nuestro mejor consejo, disfruta del momento a pesar de que traten de limitarte tus nervios, seguro que lo haces muy bien!
 
 

Leave a Reply