Hoy os hablamos de la última creación del Instituto de Arquitectura Avanzada de Cataluña (IAAC). Se trata de tres pequeños robots móviles, conocidos ya como los ‘Minibuilders‘ que pueden imprimir cualquier estructura en proceso continuo, capa tras capa de cualquier tamaño en conjunto.

El mundo de la impresión 3D nos sorprende con grandes avances de manera vertiginosa por la calidad que se puede conseguir. El último reto ahora es construir edificios con un ejercito de pequeños robots, con impresoras 3D insertadas en ellos . Se pretende que este conjunto de robots móviles, una vez conozcan el diseño, se pongan manos a la obra de manera autónoma y sean capaces de construir objetos mucho mayores que ellos mismos. Cada uno de los robots desarrollados se ocupará de una determinada función según las diferentes fases de la construcción, pero obteniendo un único resultado estructural.

Así que en lugar de una gran máquina, se optó por un número de robots mucho más pequeños que trabajan de forma independiente,  pero coordinados ante un proyecto común y que se pueden mover a lo largo de la construcción que ellos mismo van creando.

minibuilders

Varios robots coordinados

El primer robot construye la base, un segundo robot realiza las tareas de sujeción construyendo el resto de la estructura  y por último, un robot de succión recorre la estructura añadiendo capas de refuerzo donde sea necesario.

Cada robot está vinculado a sensores y un sistema de posicionamiento local, que se alimentan de datos en vivo a un software y permite al operador controlar el movimiento de los robots. Los robots se suministran de material a través de tubos de un robot de suministro adicional, que puede seguirlos alrededor de la estructura.

Robot Base

Realiza una trayectoria predefinida de las primeras 20 capas de forma continua del material, ya que cuenta con unos sensores montados dentro de la dirección de control de robot, siguiendo un camino predefinido en espiral y puede ajustarse la altura de la boquilla para una capa suave y continua, en espiral.


Robot de sujección

El segundo robot con sus cuatro rodillos de fijación en el borde superior de la estructura, permite que se mueva a lo largo del material impreso previamente, depositando más capas. Además incluye calentadores para acelerar el proceso de curado, fraguando antes y solidificándose más rápido para que sea lo suficientemente fuerte para que soporte el robot sobre las salientes del material. Todo ello es controlado por el software a medida que el robot sigue y se puede ajustar su trayectoria para corregir errores en el proceso de impresión.

Robot de Succión

Un tercer tipo de minibuilder es el encargado de crear una capa protectora que da consistencia sobre toda la superficie visible. Se mueve libremente con un sistema de aspiración que lo permite mantenerse pegado a las paredes de la estructura impresa previamente y va depositando material sobre la superficie y mejorando las propiedades estructurales. Esta tarea puede ser realizada por un robot, o un enjambre de robots que trabajan en coordinación.

Para el IAAC este proceso de creación será  menos costoso, más limpio, y las máquinas son más fáciles de transportar a los lugares donde se vaya a acometer grandes construcciones.  Recientemente han hecho públicos los detalles de diseño de los robots con la intención de llevarlos más allá de la construcción, pretendiendo su entrada en campos como la instalación de tuberías, o pintura de los propios edificios.

 

Pincha aqui para ver un vídeo demostrativo de cómo funcionan los minibuilder.

 

 

Leave a Reply