Todos los días observamos en la televisión, el lanzamiento de nuevos modelos de teléfonos celulares. Sin embargo, algo que ha tendido a generarnos un fuerte dolor de cabeza con estos dispositivos, es lo que refiere al rendimiento de su batería. Como bien sabemos, en la mayor parte de los casos, las baterías de los celulares nuevos tienden a tener una duración cada vez menor, debiendo estar cargándola nuevamente a cada momento. Al mismo tiempo, somos conscientes de los importantes efectos negativos que las baterías de litio tienen para con nuestro Medio Ambiente.

Teniendo en cuenta lo anterior, un equipo de especialistas en ingeniería, comandados por el reconocido investigador John Goodenough (quien cuenta con una edad de 94 años), propone diseñar una batería cuyo tiempo de carga sea mucho más rápido.

John Goodenough es profesor de la Escuela de Ingeniería Cockrell, en la Universidad de Texas (en los Estados Unidos), habiéndose desempeñado, también, como co-inventor de la ya conocida para todos nosotros batería de iones de litio.

 

El inventor de la batería de litio desarrolla una más potente

Ingeniería acompañando los avances

Luego de una importante serie de estudios, investigaciones y pruebas, el profesor John Goodenough (principal investigador) y la Doctora María Helena Braga, junto con otros dos colegas del ámbito de la ingeniería, han logrado llevar a cabo la creación de una batería de muy bajo costo y de estado sólido. Entre las virtudes que se le atribuyen a esta nueva invención en materia de ingeniería, hemos de poder mencionar:

–          es una batería que cuenta con una larga vida de ciclo

–          es una batería cuya densidad en materia de energía es hasta tres veces más densa que en el caso de las baterías de iones de litio actuales, pudiendo cargarse y descargarse de manera fácil y rápida

 

¿En qué consiste?

La clave fundamental del nuevo diseño que adquieren estas baterías, radica, especialmente, en la utilización de electrolitos de vidrio. En las baterías de iones de litio que acostumbramos utilizar en la actualidad, los electrolitos líquidos son usados para el transporte de los iones de litio entre el lado negativo de la batería (denominado “ánodo”) y el lado positivo de la misma (denominado “cátodo”).

Llevando a cabo la tarea de reemplazar dichos electrolitos líquidos con vidrio, los especialistas en ingeniería que lo hicieron lograron el peligro de incendios y de explosiones que traían las baterías anteriores, al mismo tiempo que lograban aumentar considerablemente la cantidad de energía que las nuevas baterías son capaces de almacenar de forma segura.

Se estima que, reemplazando las baterías anteriores con este nuevo diseño, se puede llegar a facilitar la obtención de baterías para teléfonos celulares que sean mucho más seguras, cuyo proceso de carga sea mucho más rápido y su duración más larga. De este modo, estas baterías podrían ser de gran utilidad, tanto para los nuevos teléfonos celulares de ahora en adelante, como así también para automóviles eléctricos y para otros sistemas estacionarios de almacenamiento de energía.

En relación con lo mencionado con anterioridad, la co-lider de estas investigaciones, María Helena Braga, sostuvo:

“Los electrolitos de cristal permiten la sustitución barata del litio por sodio. El sodio se extrae del agua de mar, que está ampliamente disponible”.

original

https://www.xataka.com/tag/baterias

Deberemos esperar un tiempo para corroborar la viabilidad y el funcionamiento de esta innovación en materia de ingeniería que propone el equipo del profesor John Goodenough. Sin embargo, sabemos que se está avanzando en este proceso, lo cual nos propone un futuro lleno de expectativas al respecto.

Leave a Reply