Si bien es cierto que, en la actualidad, distintos especialistas y empresas se encuentran trabajando para desarrollar la tecnología para nuevos tipos de baterías para celulares que sean de mejor rendimiento, cotidianamente – y hasta entonces – podemos afirmar que las baterías de nuestros teléfonos celulares duran cada vez menos. Al mismo tiempo, podríamos decir que, en un contexto de hiperconectividad como el que vivimos hoy en día, una batería con poca duración puede representar un verdadero dolor de cabeza, especialmente si no podemos disponer de un enchufe cerca. Sin embargo, en esta ocasión hablaremos acerca de que no siempre es necesario de contar con un enchufe a disposición para cargar nuestros teléfonos. Algunas veces, puede bastar con tan sólo la luz del sol o con el propio movimiento del cuerpo para mantener la carga. Esto último, no sólo representaría un alivio para nuestra vida diaria, sino que, además, sería una excelente manera de cuidar el Medio Ambiente.

cargador

Tecnología natural para cargar el móvil

Indagando un poco más, no son pocas las maneras alternativas que se presentan en la actualidad frente a nosotros, y que nos permiten recargar la batería de nuestro teléfono, manteniendo así nuestra capacidad de intercambio y, además, protegiendo el Medio Ambiente.

¿Cuáles son estas maneras?

Una de ellas – y tal vez la principal – es la luz solar. Hoy en día, existen muchos cargadores que incorporan la tecnología de placas fotovoltaicas, de modo de capturar la energía que proviene de los rayos solares. Generalmente, este tipo de dispositivos tiende a funcionar con mayor eficacia cuando nos encontramos ubicados en zonas rurales, en donde el Sol nos interpela más fuertemente. Otra  de las ventajas de la luz solar, tiene que ver con que no sólo es útil para cargar la batería de los teléfonos móviles sino que, además, puede cargar la de otros dispositivos electrónicos. Son muchos los cargadores con esta tecnología que existen en la actualidad. Estos, cuentan con una batería interna que puede almacenar la energía solar a lo largo del día, pudiendo transmitirla al teléfono celular mediante la utilización de un cable USB.

http://yourwebspace.com.mx/2016/08/ya-podras-cargar-tu-celular-en-la-calle/

¿Y si el movimiento de nuestro cuerpo pudiera cargar la batería de nuestros teléfonos?

Aunque pueda parecer imposible, no lo es. En la actualidad, existe un tipo de tecnología que consiste en plantillas inteligentes para los zapatos, las cuales incorporan bobinas y rotores para convertir la fuerza de las pisadas en energía. Esta energía, por su parte, es almacenada en baterías, transfiriéndose luego al celular a través de un cable USB. Uno de los dispositivos de este tipo que ha conseguido más reconocimiento público fue SolePower, que en el año 2014 acabó ganando el premio anual de invenciones de la revista Popular Science. Los creadores de esta innovación en materia de tecnología, utilizaron un mecanismo bastante similar al que se encuentra en las linternas de manivelas, que pueden usar la energía que nosotros mismos producimos al caminar. Además de los métodos mencionados con anterioridad, existe también la alternativa de acudir a dispositivos que convierten la fuerza del acto de pedalear en energía, pudiendo cargar el teléfono móvil a partir de ella. Fue un estudiante de la Universidad Nacional de Colombia quien, habiendo creado un diseño en el año 2015, aseguró que este dispositivo “funciona como un cargador convencional”.  En sintonía con este caso, han aparecido empresas que se están dedicando a proyectos de esta índole. Hoy en día, hay ya varias alternativas de este dispositivo en el mercado.   AgenciaNoticias20161205-01

http://agenciadenoticias.unal.edu.co/detalle/article/celular-y-luces-de-la-bici-se-cargan-pedaleando.html

Más tecnología, más recarga

Siguiendo con la línea de los dispositivos mencionados con anterioridad, se han desarrollado también otros mecanismos con tecnología para recargar la batería de los teléfonos móviles, sin necesidad de acudir a la energía eléctrica. Otro de los dispositivos que podemos mencionar, tiene que ver con una manivela, unida a un muy pequeño dínamo. Dentro de las ventajas que podemos nombrar de este dispositivo, podemos decir que suele contar con un precio bastante económico en el mercado, teniendo, además, un tamaño pequeño y un peso liviano. Si se compara a este mecanismo con los anteriores, éste podría ser de los más incómodos, debido a que tiene que activarse manualmente. Sin embargo, es una excelente alternativa en caso de que los dispositivos mencionados con anterioridad fallen en el momento necesario. Si se lleva a cabo una comparación, podríamos decir que, hasta ahora, venimos mencionando alternativas ciertamente innovadoras y diversas. Sin embargo, existen también otras opciones reconocidas y ya abiertamente difundidas, como es el caso de los cargadores inalámbricos. Siendo ya muy conocidos, los cargadores inalámbricos cuentan con una tecnología que utiliza un campo electromagnético que puede transferir energía al celular, recargando así su batería.   Como hemos podido ver a lo largo de este artículo, son muchas – y cada vez más – las alternativas que la tecnología nos presenta para mantener nuestra conectividad, sin mayores problemas y sin generar un daño al Medio Ambiente. Será tan sólo cuestión de tiempo para seguir sorprendiéndonos con más dispositivos de este tipo

Leave a Reply