En la actualidad, con todas las industrias, fábricas, automóviles y otros medios de transporte emitiendo gases contaminantes, la purificación del aire ha logrado ponerse como eje fundamental en las agendas de innovación de la tecnología y de la ingeniería. En este sentido, tenemos el agrado de presenciar la creación de un nuevo aparato que no sólo purifica el aire sino que, además, logra generar nueva energía. Además, este dispositivo del que hablaremos en esta ocasión requiere sólo de exposición a la luz para su funcionamiento.

Ingeniería revolucionando la salud del aire

El importante avance en materia de ingeniería fue desarrollado por investigadores de la Universidad de Amberes, junto con investigadores de la Universidad de Lavaina, las cuales se encuentran situadas, las dos, en el país de Bélgica.

Esta innovación en materia de ingeniería funciona a través de un aparato muy pequeño, que se compone de dos cubículos separados por medio de una membrana. Este dispositivo purifica el aire de un lado, generando la producción de gas hidrógeno del otro lado a partir de una parte de los productos específicos de degradación. La mayor ventaja tiene que ver con que ese gas hidrógeno puede luego ser almacenado y guardado para su posterior utilización como nuevo combustible. En la actualidad, han podido ya notarse ciertos autobuses que circulan ya con este nuevo combustible.

https://www.prozesa.com/2017/05/09/esta-nueva-celula-electroquimica-genera-combustible-limpia-el-aire-y-solo-necesita-luz-para-funcionar/

A través de este avance, el equipo de especialistas en ingeniería que dio lugar a esta creación, pretende satisfacer dos importantes necesidades sociales. Por un lado, la necesidad social que tenemos todos los seres humanos, los animales y las plantas de vivir en un aire purificado. Por otro, producir un tipo alternativo de energía que resulte menos contaminante y que pueda durar en el largo plazo, siendo más ecológico. La solución a estas problemáticas radica especialmente en la membrana del dispositivo, en la que los investigadores utilizan nanomateriales determinados como catalizadores. Son esos catalizadores los que pueden purificar el aire y producir energía al mismo tiempo, descomponiendo las sustancias contaminantes que se encuentran previamente en el aire.

Si bien este nuevo dispositivo que la ingeniería ha traído para resolver inquietudes sociales muy importantes resulta muy novedoso, ya se habían conocido, anteriormente, dispositivos parecidos a éste que se utilizaban para extraer hidrógeno del agua.

Una ingeniería más simple

Además de todo lo mencionado con anterioridad, no podemos dejar de recordar que este dispositivo se caracteriza por requerir sólo de la exposición a la luz para poder funcionar, por lo que constituye también una innovación en materia de tecnología e ingeniería mucho más simple y sencilla.

En la actualidad, el equipo de especialistas en ingeniería que desarrolló este dispositivo se encuentra trabajando en prototipos que no sean de un tamaño superior a unos pocos centímetros cuadrados. Se estima que, si todo continúa en buena marcha, con el tiempo se generarán sistemas a gran escala, pudiendo llegar a ser de gran utilidad también para la industria.

Leave a Reply