No será esta la primera vez en que hablemos acerca de la ingeniería aplicada al desarrollo de la inteligencia artificial. Sin embargo, en este caso, la misma se desarrolla en el ámbito de la cultura, facilitando el acceso de personas con discapacidades sensoriales a elementos culturales fundamentales como es el caso del teatro.

La primera aplicación de esta índole que podemos reconocer en estos desarrollos en materia de ingeniería ha tenido lugar gracias al trabajo de un grupo de investigadores de SoftLab de la UC3M. El objetivo fundamental entonces fue lograr que la famosa obra de comedia musical de Broadway “La Familia Addams”, pudiera ser disfrutada también por aquellas personas que viven con una discapacidad visual o auditiva. Esta primera prueba tuvo lugar en el Teatro Calderón de Madrid, en un proyecto que contó con la colaboración de la agencia creativa C&W, Escena Global, COMUNICAdos, como así también con el papel fundamental de la Consejería de Educación e Innovación de la Comunidad de Madrid. Fue a partir de este desarrollo que todas estas personas pudieron disfrutar de todas y cada una de las partes de la obra.

La gran presentación tuvo lugar en el recientemente pasado 3 de Diciembre de 2017, mismo día en que se conmemora el Día Internacional de las Personas con Discapacidad. Por primera vez, más de un millón de personas con discapacidad en España han podido acceder a una obra clásica, con la misma calidad que en cualquier otra circunstancia.

https://elpais.com/ccaa/2017/12/03/madrid/1512314314_684992.html

Ingeniería de y para todos

Fue un grupo de investigadores en materia de ingeniería pertenecientes al Instituto de  Desarrollo Tecnológico y Promoción de la Innovación Pedro Juan de Lastanosa de la UC3M quienes llevaron a cabo dicho desarrollo. El mismo, se basa esencialmente en un software que, a través de un sistema de realidad aumentada, permite ver a un intérprete de lenguaje de signos y subtítulos, de manera individual. Otra de las grandes novedades de esta innovación en materia de ingeniería inclusiva, tiene que ver con que se trata de un sistema que se sincroniza automáticamente con la obra real, debido a una serie de técnicas de inteligencia artificial incorporadas que permiten dar cuenta de lo que pasa en todo momento en el escenario, sin prescindir de nada: como ver la obra normalmente.

Uno de los principales sistemas que han dado lugar a este impactante desarrollo recibe el nombre de Stage-sync. Se trata este de una tecnología diseñada especialmente que a medida que se van realizando diferentes presentaciones, va aprendiendo la dinámica del teatro y de sus actores, formas y escenografías. Asimismo, el sistema de realidad aumentada que hace que todo esto sea posible provoca que ya no sea necesario añadir a la escenografía los subtítulos, sino que cada persona puede verlos “integrados” en la obra.

Una novedad que ha divertido a todos los espectadores de esta importante prueba de ingeniería aplicada al teatro, tiene que ver con el rol protagónico del tío Cosa. Se sabe que es más difícil otorgar un papel importante a este personaje en el teatro de lo que sería en el cine. Fue por eso que se tomó la determinación de convertirlo en el traductor de lenguaje de signos. Esto se veía además muy natural y correcto en el personaje (no se lo notaba como una alteración que pudiera obstruir la obra) debido a que se trata de un sujeto que se expresa a partir de las manos.

El objetivo fundamental de este tipo de desarrollos en materia de ingeniería para la inclusión de todos es que no haya una persona que no pueda acceder a los diferentes elementos que dan lugar a su sistema cultural. En este sentido, se proyectan nuevas pruebas y avances en este camino.

 

Leave a Reply