La realidad virtual y la realidad aumentada son tecnologías que han cambiado radicalmente la percepción de las personas acerca de las posibilidades y, claro está, las limitaciones del alcance humano.

Pero, además, se ha sumado el desarrollo de la realidad mixta, que es la que combina las dos anteriores. Esta, responde a la creación de entornos inmersivos para generar experiencias únicas y diversas, en los distintos ámbitos.

Acerca de las tecnologías inmersivas

 

Las tecnologías inmersivas constituyen una combinación de las mencionadas con anterioridad: virtuales, aumentadas y mixtas. Y, a su vez, engloban a otras realidades, tales como la interactividad háptica, la realidad disminuida, las representaciones holográficas y la teleinmersión. En cualquiera de los casos, de lo que se trata la búsqueda actual es de reforzar una experiencia digital, añadiendo elementos principalmente sensoriales.

La integración de estas nuevas experiencias inmersivas se va desarrollando de la mano con avances en campos como la ergonomía, la potencia de procesamiento y la conectividad. Uno de los objetivos principales de la experiencia inmersiva es poder abstraerse del entorno en que una persona se encuentra inserta, para disfrutar de los estímulos que se añaden a dicha experiencia. Para comprender sus objetivos, puede pensarse en la necesidad de apagar la luz y los teléfonos celulares cuando está por comenzar una película.

PNGarchitecture-758128_960_720

Habiendo superado la parte más alta de la curva del Hype de Gartner, hoy en día, las experiencias inmersivas dependen de la realidad virtual, aumentada y mixta. A su vez, los perfiles profesionales del campo se definen a medida que avanzan las innovaciones, adecuándose a los nuevos elementos de las experiencias inmersivas.

Los espacios de la tecnología inmersiva

 

Con un crecimiento anual de más del 230%, se espera que el retail sea el sector que más implemente las experiencias inmersivas. Se espera que la mayor madurez de esta tecnología sea alcanzada hacia el año 2020, pudiendo entonces ver sus aplicaciones con mayor frecuencia y en una mayor cantidad de ámbitos y rubros.

De todas maneras, los especialistas consideran que el rubro por excelencia para la tecnología y la experiencia inmersiva es el vinculado al ocio. En pocos términos, se trata de la posibilidad de crear una experiencia lúdica y entretenida, recreando experiencias sensoriales. Empieza a existir la posibilidad de crear entornos inventados, donde las experiencias inmersivas permitan poner en juego la experiencia sensorial de los usuarios, para generar un efecto de realidad de lo que se está haciendo y observando.

Actualmente, la experiencia inmersiva se encuentra todavía en período de prueba. Pero cada vez más empresas buscan introducirse en este espacio. Por ello, se estima que pronto se podrá conocer más acerca de estas nuevas tecnologías que cambian radicalmente el panorama futuro de la experiencia humana.

Leave a Reply