Ya son muchos los ámbitos de la vida en los que el eyetracking está teniendo un rol clave. Todo parece indicar que, en el año 2020, logrará también avanzar hacia campos muy importantes del desarrollo humano como son el transporte, la sanidad, el marketing, la logística y la industria productiva. Diversos estudios publicados apuntan a que el eyetracking crecerá cerca del 30% hacia 2025.

El eyetracking en la actualidad

 

Hoy en día, los sectores que poseen una mayor penetración de la aplicación de esta tecnología son el retail y la salud. No obstante, como decíamos con anterioridad, se espera que en los próximos años despunten otros sectores como la industria 4.0, la automoción y el neuromarketing, por encima de los otros sectores. Se estima que las aplicaciones más frecuentes de esta tecnología se encontrarán en la realidad aumentada y la realidad virtual, incorporándose en dispositivos de entretenimiento, gaming, dispositivos móviles y soluciones biométricas.

 

Neuromarketing

 

En el campo del marketing y la publicidad, es clave poder conocer y detectar las conductas que tienen los consumidores, qué decisiones toman, basadas en qué, cuáles son sus preferencias y cómo van a comportarse. Para poder lograr esto se emplean distintas técnicas de neuromarketing, como es el caso de los test de respuesta implícita o el eyetracking.

La tecnología eyetracking posibilita la identificación de patrones de comportamiento a lo largo de la visita a un evento o en el momento de contacto con la marca. Lo logra gracias a un seguimiento ocular. Por eso, sus aplicaciones son casi infinitas, desde el testeo de publicidad y productos, hasta la usabilidad de software, análisis de la concepción de la imagen de la empresa entre otras cosas.

Automoción

 

En este sector, la aplicación más directa tiene que ver con los sistemas de monitorización del conductor. En este sector, la tecnología del eyetracking está siendo cada vez más importante, ya que tiene por objetivo generar vehículos que sean avanzados y seguros, con una buena combinación entre seguimiento ocupar y reconocimiento facial, para poder obtener información acerca del estado de alerta, la atención del conductor o si se encuentra o no concentrado al volante. Así se pueden generar notificaciones de conducción personalizadas y adecuadas para cada caso.

Industria 4.0

 

Finalmente, la robótica y la industria 4.0 es una de las actividades en las que se necesitan procesos de aprendizaje más complejos y largos entrenamientos. Es el principal sector en el que la tecnología ha presentado importantes avances a lo largo del último tiempo.

La implementación del eyetracking en este campo permite evaluar el desempeño de cada una de las actividades, aportar transmisiones eficaces del conocimiento y ofrecer entrenamientos adecuados y concretos. Además, permite la medición de los factores humanos, la prevención en el trabajo y la seguridad. Con este tipo de sistemas, un operario puede controlar un determinado proceso y aumentar a precisión en los procesos quirúrgicos. Por estas razones, junto con el neuromarketing y la automoción, la industria 4.0 es uno de los sectores que más influencia tendrá del eyetracking.

Leave a Reply