El renacentista Leonardo da Vinci continúa siendo noticia en los medios de comunicación pese al paso del tiempo. Eso se debe a los nuevos modos en que la tecnología ha ido desarrollándose y dando lugar a nuevas posibilidades en los distintos campos del desarrollo humano, como la construcción.

¿Quién fue Leonardo da Vinci?

 

Leonardo da Vinci fue un artista del Renacimiento, considerado como uno de los más importantes de la historia del arte y la escultura. Es uno de los artistas más influyentes de todos los tiempos, a la vez que se caracterizó por ser uno de los inventores más prolíferos existentes.

Si se analizan los bocetos de da Vinci, se pueden encontrar tecnologías que no se han popularizado sino después de muchos siglos. De hecho, se pueden encontrar también desarrollos que no se han vuelto realidad todavía. Desde el paracaídas, pasando por nada menos que el helicóptero, hasta un prototipo interesante de avión, son algunos de los ejemplos más conocidos que dan cuenta de una persona que además de ser un artista versátil, era un verdadero visionario.

No obstante, restan todavía algunas invenciones de da Vinci que no hemos podido comprender por completo, ni siquiera con los desarrollos tecnológicos a los que podemos acceder en la actualidad, o que pese a lo interesantes que son han quedado en segundo plano con respecto a otras creaciones. Uno de ellos es el puente que, recientemente, el MIT ha convertido en una realidad. Se trata de una de esas invenciones que eran relativamente desconocidas hasta ahora.

Chica sosteniendo maqueta impresa en 3D del puente diseñado por Leonardo da Vinci

https://www.elespanol.com/omicrono/hardware/20191011/imprimen-puente-disenado-da-vinci-resulta-genialidad/435956668_0.html

El puente de da Vinci y la tecnología 3D

 

Con los avances tecnológicos que vamos viendo a medida que pasa el tiempo, realmente puede parecer que un puente no es una invención demasiado interesante. Esto especialmente si se lo compara con otros muy interesantes aparatos que han salido de la mente del artista italiano. No obstante, hay algo que es cierto y es que, de haberse construido, sería hoy una de las más grandes maravillas creadas por el hombre y atraería a una gran cantidad de visitantes en términos de turismo.

Es un puente que fue diseñado por da Vinci, motivado por el anuncio del sultán Bayezis II en 1502, del Imperio Otomano. El sultán buscaba poder conectar la capital de Constantinopla, que hoy contempla la ciudad de Estambul, con la región de Galata. Se trataba de un proyecto verdaderamente ambicioso para la época, especialmente debido a que había una distancia de cientos de metros entre las dos costas.

De este modo, da Vinci ideó un puente de miles de bloques de piedra que alcanzaría los 280 metros de longitud. La elección de los materiales ha sido pensada por los ingenieros del MIT, llegando a la conclusión de que, si bien es cierto que el autor de la obra no había previsto materiales, solamente los bloques de piedra podrían en esa época soportar el peso de un puente.

Lo más novedoso de esto tiene que ver con que, para poder probarlo, los ingenieros del MIT pusieron en práctica impresoras 3D para poder crear una versión a escala del puente. Esta, formada por 126 bloques. Lo que se obtuvo como consecuencia fue un puente que llegó a ser 500 veces más pequeño de lo que habría sido el original. 

Leave a Reply