Un cobot o “collaborative robot” es un robot creado para que pueda interactuar con personas, de forma segura y controlada, en el mismo entorno de trabajo. Las labores que hacen los cobots en la industria son tareas que requieren precisión, que son repetitivas y tediosas para el ser humano.

Los cobots, ayudan a salvaguardar la salud de las personas; evitando daños neurológicos y musculoesqueléticos que pudieran ocasionar las tareas repetitivas. Por ej. En una cadena de montaje, el cobot introduce una pieza con rapidez y precisión; tarea que se repite una y otra vez, y que en una persona, podría provocar que desarrolle a corto plazo, el síndrome del túnel carpiano.

La pregunta que te estarás haciendo es si estos, cobots, nos quitarán los puestos de trabajo. Si el futuro que nos espera será el de grandes fábricas deshumanizadas con robots trabajando de forma vertiginosa.

No, los cobots NO están diseñados para sustituirnos. Incluso el nombre por definición, ya lo está diciendo: son cobots, robots colaboradores.

Su función es trabajar rápido y con precisión de manera flexible, pudiendo ser trasladados de un lugar a otro a necesidad; compartiendo nuestro entorno de trabajo sin que corramos, por su actividad, peligro alguno.

Los COBOTS y la industria 4.0

¿Qué diferencia un cobot de un robot industrial?

—Los robots industriales tienen una posición fija, son grandes y pesados, están encerrados en jaulas para evitar daños al operario que entra en las instalaciones. En cambio, los cobots no pesan más de 30 kilos, comparten espacio con los humanos, pero al tener sensores que detectan si hay una persona a su alrededor, pueden ralentizarse e incluso pararse totalmente en cuestión de milisegundos por lo que su actividad NUNCA entrañará riesgos para la integridad del trabajador.

—Los cobots, son versátiles en cambio los robots industriales están diseñados para una única función. Por ej. Un mismo cobot puede ser programado con diferentes movimientos que le permiten realizar múltiples tareas mediante un programa sencillo manejado desde una tableta por cualquier trabajador: no es necesario saber lenguaje de programación ni ser un ingeniero experto en robótica para manejarlo.

—Los cobots no requieren tanta inversión como los robots industriales y el incremento de la productividad, gracias a su rapidez en el proceso productivo, permite que, en pocos meses, el gasto para la empresa sea amortizado.

Así, un robot industrial no solo es una gran inversión al alcance únicamente de las grandes empresas, sino que requiere de un espacio reservado que puede ser de bastantes metros cuadrados.

En este vídeo mostramos la historia de los cobots y qué se está haciendo en el presente y se hará en los años venideros:

 

 

¿Cuáles son los tipos de interacción entre cobots y humanos?

Coexistencia: trabajan humano-cobot sin ninguna barrera, pero no tienen porqué estar en el mismo espacio; pudiendo encontrarse en zonas contiguas y llevando a cabo tareas que son diferentes (por ej. en una cadena de montaje de coches, cobot y humano trabajan en la misma cadena, pero no simultáneamente sobre el mismo vehículo ni haciendo lo mismo).

Colaboración secuencial: Primero actúa el cobot o el hombre y lo siguiente en la secuencia, es que lo haga el hombre o el cobot respectivamente. Por ej. en una cadena de producción de smartphones, el cobot introduce una pequeña pieza (función repetitiva para la que se necesita gran precisión) y el hombre hace el trabajo especializado: el control de calidad justo al término de la inserción de la pequeña pieza.

Cooperación: trabajan hombre y máquina codo con codo en el mismo objeto y al mismo tiempo.

Cooperación adaptable: el cobot se adapta y responde en tiempo real al movimiento de su compañero de trabajo humano.

Lo más común es que la gran mayoría de los cobots coexistan con los trabajadores humanos o ejecuten tareas secuenciales.

 

Caso de éxito en España: cobots en el sector de la automoción

Continental es una multinacional que puede servir de ejemplo para ilustrar cómo se está llevando la transición de la automatización en la industria española. Se trata de una empresa líder en el sector de la automoción; siendo el fabricante español más robotizado y el primero en liderar el establecimiento de la industria 4.0

En 2016 adquirieron varios cobots del modelo UR10 de la empresa, Universal Robots. Su función es la automatización de la fabricación de paneles y pantallas para instrumentación de automoción. Los tiempos de producción disminuyeron de 40 a 20 minutos comparado a cuando se hacían estas placas PCB de forma manual.

Aquí tienes un vídeo para que veas todo el proceso:

 

El cine y los cobots

Un ejemplo de cobots futuristas son los presentados en la saga Star Wars, película que se estrenó en 1977 coincidiendo con el boom del desarrollo de la robótica.

En concreto hablamos  de C3PO con mayor apariencia de androide y R2D2.

C3PO Y R2D2 Star War | Dynatec

Ambos eran robots amigables y colaboradores :

C3PO, dorado y de forma más androide, tenía como función ayudar a explicar las costumbres de otras culturas, la traducción y la comunicación. ¡Hablaba con fluidez más de 6 millones de formas de comunicación!

R2D2 más limitado en cuanto a comunicación, era un cobot multitarea que podía realizar las siguientes funciones: ser un avezado copiloto en los combates espaciales, grabar y almacenar mensajes de vídeo y mensajes holográficos, reparar toda clase de dispositivos electrónicos y hackear sistemas informáticos; obteniendo todo lo necesario de sus archivos secretos.

 

Presente y futuro de los cobots

Según la Robotic Industries Association (RIA) para el 2025 las ventas de cobots se dispararán y multiplicarán por diez; conformando el 34% de las ventas del grueso de los robots industriales.

El jefe comercial de Universal Robots, Daniel Frisch, afirma:

“Los cobots son actualmente cada vez más asequibles y están rebajando drásticamente la barrera de la automatización permitiendo que llegue a áreas hasta ahora consideradas muy complejas o costosas».

En el futuro los cobots no solo servirán para la industria de la automoción, fabricación de piezas, o de smartphones o llevar las muestras de sangre del laboratorio si no que estarán también en nuestras casas haciendo las tareas que son más pesadas y repetitivas.

Colaborarán con los humanos por ej. levantando de un sillón o una cama a personas con problemas de movilidad. Gracias a ese trabajo colaborativo evitarán a los familiares o profesionales de la enfermería grandes esfuerzos sostenidos en el tiempo que pueden dañar seriamente a los cuidadores en la columna dorsal y cervical.

Los cobots, representarán un gran alivio en estas tareas. Por ello, los cuidadores quedarán libres de estos esfuerzos repetitivos; pudiendo dedicarse a ejercer la parte del trabajo más especializada: la higienización y las curas de la persona dependiente.

COBOTS para uso doméstico | Dynatec

No sabemos si algún día de este siglo, que aún está en sus inicios, tengamos colaboradores como C3P0 o R2D2, pero lo que sí sabemos es que el avance de los cobots será vertiginoso y se popularizará de tal modo, que llegarán a nuestra realidad más cercana: nuestros hogares.

 

Leave a Reply

Certificado de Medio Ambiente

https://dynatec.es/wp-content/uploads/2020/10/Certificado-de-Medio-Ambiente-Lloyds-UKAS-17-18.pdf