¿Alguna vez te has preparado para una entrevista de trabajo como ingeniero,  o por el contrario acudes a ellas improvisando?

¿Te planteas cómo es tu comportamiento en la entrevista? ¿Sabías que a pesar de estar cualificado para el puesto, muchos ingenieros no superan el proceso de selección, por no prepararse para tal evento?.

Aqui te dejamos tres consejos que te ayudarán a preparate ante un proceso de selección de personal.

Pasos previos

Investiga un poco sobre la empresa que está ofertando el puesto de trabajo.  Bucea entre sus paginas web y redes sociales como Linkedin, blogs y foros y trata de buscar un grado de enlace con ellos a través de conocidos, para pedir referencias e información. Esto te permitirá mantener una conversación mas profunda sobre el  negocio en general y en particular sobre el proyecto objeto de la búsqueda de un candidato como tú.

Lee bien los requisitos que se solicitan para ese puesto de trabajo de ingeniero y trata de argumentar mentalmente el valor añadido que puedes ofrecer a la empresa en función de tu experiencia y cualificación en el mundo de la ingeniería.

Piensa en las preguntas que harás al entrevistador sobre el puesto como por ejemplo cuáles serían las responsabilidades que adquiriría el ingeniero seleccionado, si existen programas de formación continua en la empresa, programas de promoción interna, planes de expansión o crecimiento esperado a medio largo plazo.

El momento de la entrevista

Destacamos la importancia del lenguaje no verbal ya que para el entrevistador es muy significativa la forma en la que te expresas, si muestras confianza en ti mismo o por el contrario eres dubitativo.

Las primeras impresiones cuentan, por lo que te recomendamos que seas puntual (es preferible que tengas que esperar un poco antes que llegar tarde), tu forma de saludar a tu interlocutor con un apretón de manos cálido pero firme a la vez, dará una mayor sensación de seguridad en ti mismo.

Tu forma de acomodarte en el sillón, el tono de tu voz, y hacia dónde se dirigen tus miradas, son claves a la hora de que expreses confianza a tu entrevistador.

Trata de expresarte con fluidez verbal y no contestes con monosílabos, por el contrario desarrolla tus respuestas con argumentos relevantes sobre tu experiencia y  lo que puedas aportar a la compañía. Muestra tu interés por el puesto de trabajo, si estás ahí sentado es porque deseas que la vacante sea para tí y debes reflejar tu entusiasmo. Trata de proyectar un aire de confianza durante la entrevista y encuentra las áreas que tenéis en común a nivel profesional y utiliza historias para demostrar tus habilidades.

Qué hacer una vez finalizada la entrevista

Cuando hagas una entrevista, múltiples dudas asaltarán tu cabeza sobre si has estado a la altura de lo esperado como candidato, pensarás en si te has expresado con claridad, si llevabas una vestimenta acorde a la filosofía de la empresa, etc.

Anota los puntos en los que crees que debes mejorar y los puntos en los que consideras que estuviste a la altura. De todo se aprende y se acumulan experiencias que pueden serte de gran utilidad para próximo procesos de selección.

Si después de unos días no recibes noticias desde el departamento de RRHH de la corporación o de la empresa consultora que lleva a cabo el proceso de búsqueda, ponte en contacto con ellos y comparte tus puntos de vista sobre la entrevista y la oferta de trabajo.

 

¿Te gustaría aportar algún consejo más para afrontar las entrevistas?

 

 

Leave a Reply