Podríamos afirmar que la robótica es la rama de la ingeniería mecánica que más avances tuvo en los últimos tiempos vinculados con aspectos otrora no tan imaginables para este tipo disciplina. Desarrollos en el ámbito de la medicina, asistencia en situaciones de emergencia, aportes en materia de Ingeniería Civil y asistencia en los modelos de producción agrícola son algunas de las aplicaciones donde la robótica está realizando sus aportes

Los ingenieros que se dedican a la robótica combinan conocimientos de  mecánica, la electrónica, la informática, la inteligencia artificial, la ingeniería de control y la física para lograr resultados cada vez más significativos y menos previstos para este tipo de especialidad que solemos tener asociada a cuestiones de ciencia ficción como los humanoides de películas como «Soy Robot» o «Inteligencia Artificial». Así, también son vistos desde algunos sectores como una amenaza a la fuerza laboral asociada con el empleo manual. Una idea que viene desde la década del 60, donde empezó a asociarse el término de inteligencia artificial con la robótica

Fuente: Snapshot de El Pais

http://tecnologia.elpais.com/tecnologia/2016/01/29/actualidad/1454083353_665619.html

Tendencias en Robótica

Sin embargo, los ingenieros siguen asombrándonos con innovaciones que responden a nuevas necesidades contemporáneas. Según un artículo del Diario El País, habrá seis aplicaciones que innovarán en la materia en los próximos años:

1. Terapia y rehabilitación: Un Exoesqueleto desarrollado por el Ingeniero Hiroshi Kobayashi es el puntapié sobre nuevos avances en robótica para personas con movilidad reducida. Este tipo de tecnología ayuda a los músculos del cuerpo a moverse y su potencialidad es increíble ya que con la tecnología que cuenta, además de asistir a personas con discapacidad,  podría tener múltiples aplicaciones para asistir en tareas de esfuerzos físicos de gran envergadura.

Este tipo de robot adaptable, permite dotar de fuerza adicional a las piernas y al tórax. Funciona con aire comprimido y un neumático de goma. Una vez colocado es posible activarlo con la boca e incluso con la barbilla.

2. En las tres «Rs»: Separar la basura ya no será más como hasta ahora, eso es lo que nos prometen. Robots con habilidades para separación  de residuos, harían del reciclaje una tarea más amigable. Estarán equipados con cámaras y un ordenador para analizar las imágenes, que eligen y separan los productos para reciclar. De esta manera podrán, sin necesidad de darle órdenes recuperar el 100% de las botellas y plásticos que detecten a la velocidad de un humano. ¡He ahí otra tarea para los ingenieros! Mejoras de su productividad, ahí vamos.

 

Haz Clic en la imagen para acceder al vídeo

3. Robots al Rescate: A través del proyecto ICARUS FP-7  ya existen robots que cubren aire, tierra y mar. Detectan zonas afectadas, mediante cámaras termográficas si existen presencia humana o no y también asisten en la liberación de zonas anegadas.

También, estudiantes de la Universidad de Puebla en México  desarrollaron un robot basado en  Curiosity, el vehículo de la NASA que exploró en Marte

«El robot se diseñó para terrenos hostiles, es decir, básicamente se trata de un todoterreno que cuenta con un sistema de articulación novedoso que le permite acceder a terrenos complicados», detalló el próximo ingeniero que realizó el desarrollo.

Fuente: http://www.informador.com.mx/tecnologia/2016/643679/6/estudiante-mexicano-crea-robot-rescatista-inspirado-en-el-curiosity.htm

4. Ciudades cada vez más «Smart»:  La Robótica también aporta soluciones a problemas cotidianos de las grandes urbes. La empresa Wairbut lleva desde 2015 desarrollando un proyecto de Smart city en Pozuelo de Alarcón (Madrid). Actualmente, cuenta  con sistemas de riego y de iluminación telegestionados. Los jardines y parques de este municipio cuentan con sensores de humedad y lluvia.  En tres de las calles principales se han incorporado sensores para personas que permiten regular la iluminación de las farolas. Iluminan sólo al 100% cuando detectan actividad. Aquí, los próximos pasos vendrán de la mano de Robots que se ocupen de la ciudad , para que luzca cada vez mejor.

5. Cultivar, un arte cada vez más preciso: A través de un Mapa de vigor con infrarrojos para agricultura de precisión, una empresa catalana utiliza drones para mapear las parcelas y poder hacer una evaluación del estado de las plantas. De esta manera cada área tiene un tipo personalizado de riego, fertilizante y variedad. “Estos robots permiten mostrar qué tipos de cultivos funcionan mejor en cada campo y aprovechar ese conocimiento para innovar y desarrollar producto”, detalla García. ¿Próximos pasos?, ¿Por qué no que se ocupen ellos mismos de las tareas más complejas?

6. Nano Medicina. El prefijo nano, aplicaría para aquellas tareas de detalle que por su tamaño en miniatura no podemos hacer en Medicina. Hasta ahora,  que empezaron a irrumpir los nanorobots. Ese es el proyecto del investigador del IBEC (Instituto de Bioingeniería de Cataluña) Samuel Sánchez. “Podemos capturar una célula específica. Imagina que es una célula cancerígena, puedes dirigir ahí los anticuerpos para que solo actúen sobre ella”, detalla Sánchez.

Robots diminutivos redondos o tubulares (hechos de sílica y de material polimérico) podrían moverse dentro de los vasos sanguíneo y se  autopropulsarían gracias a las reacciones químicas. “El objetivo es que logren ser autónomos y puedan dirigirse del punto A al punto B sin que tú controles cada movimiento”, explica Sánchez. Nano cirugías podrían empezar a existir en las próximas décadas

Robots de servicio, cuando los avances de la tecnología van más rápido que la cultura

En 1997 Deep Blue venció a Kásparov en una partida de ajedrez. No hace tanto tiempo, y ya parece algo tan lejano como la invención del teléfono. Sin embargo, aunque los Robots de Servicio estén a la vuelta de la esquina, con aplicaciones cada vez más visibles como asistencia a personas con capacidades diferentes o adultos mayores que tengan necesidad de ayuda, aún existen brechas culturales a vencer para que la resistencia a los mismos no venga de la mano de temores tales como el desempleo o riesgos en torno a la Seguridad Física o de la Información.

Las Casas Inteligentes, asistidas por información en tiempo real de robots que a través de sensores se ocupen de los trabajos domésticos aburridos, sucios o peligrosos (acaso las tres «D» en inglés de la Robótica), están cada vez más cerca. Aquí la brecha entre la invención y su innovación, además de sus costes sigue siendo marcada por dirimir cuál es la perspectiva de la Robótica en las sociedades postmodernas. Todo un debate a dar aún.

 

 

 

Leave a Reply