¿Qué es el Fracking?

“Fracking” es un término anglosajón, utilizado comúnmente para referirse a una técnica de fracturación hidráulica aplicada para la extracción de gas de una manera no convencional. Este procedimiento es traído a colación por los nuevos avances en ingeniería, debido a la necesidad de alcanzar las rocas de gas natural acumulado que son inaccesibles a partir de los métodos convencionales.

Este proceso, consiste en la extracción de gas natural a partir de un proceso de fracturación de la roca madre en que éste se encuentra. Para lograr obtener el gas que está dentro de la roca, se utiliza un procedimiento de perforación mixto. En éste se perfora, en primer lugar, un total de 5000 metros de manera vertical y, luego, se perforan unos cuantos kilómetros de manera horizontal (entre dos y cinco kilómetros de largo). Una vez realizado esto, se inyecta un 98% de agua con arena y un 2% de aditivos químicos a un nivel de presión muy alto. Esta presión es la que ocasiona que la roca se fracture y el gas en su interior se libere, ascendiendo hacia el exterior a través del pozo llevado a cabo con anterioridad. A su vez, una parte de la mezcla que fue inyectada asciende también hacia el exterior, recuperándose entre un 15% a un 85%. Este reflujo que sube nuevamente al exterior se colecta en balsas de evaporación.

o-FRACKING-facebook
http://www.independent.com/news/2012/nov/15/hooked-frack/ 

Esta técnica de fracturación no es nueva en realidad, puesto que ha sido utilizada en el Reino Unido ya desde la década de 1950 para explotar los hidrocarburos convencionales. Sin embargo, fue recién ahora que los avances en tecnología e ingeniería de la perforación horizontal favorecieron la expansión a gran escala del Fracking para la explotación de hidrocarburos que no sean convencionales.

Ingeniería al servicio de la economía

Se considera al Fracking como una técnica surgida en respuesta a los altos niveles de demanda de energía obtenida a partir de recursos mucho más limpios que el carbón.

La extracción de gas natural a partir de la fracturación hidráulica de rocas en las altas profundidades ha tenido ya un fuerte impacto en distintos países del mapa planetario, especialmente en Estados Unidos. En este último país, el impacto generado por esta nueva técnica traída a nosotros por los avances en ingeniería, ha sido tal, que se cree que ese país podría llegar a alcanzar la autosuficiencia energética en unos pocos años más – se cree que antes del año 2035 – según lo asegurado por la Agencia Internacional de Energía.

Alcanzar la autosuficiencia en materia energética puede significar, para un territorio nacional, una reducción significativa de los gastos debido a la eliminación de la necesidad de importar hidrocarburos con fines energéticos, así como la posibilidad de convertirse en un mercado que, no sólo pueda abastecer al conjunto de su población, sino que, también, pueda centralizar a su favor la exportación de este material hacia países que aún no han alcanzado la capacidad de auto-abastecimiento.

Por otra parte, una serie de organismos y agencias ecologistas han exacerbado sus protestas en cuanto a la utilización de este tipo de técnica, asegurando que ésta supone importantes riesgos para el Medio Ambiente y las poblaciones que habitan los territorios cercanos a las zonas de exploración. Estos, sostienen que los aditivos utilizados para llevar adelante el experimento pueden contaminar el agua de la zona, al mismo tiempo que pueden producirse ciertas fugas de gas de metano extraído de las rocas, así como fomentar la ocurrencia de sismos en la región a causa de la perforación.

Sin embargo, especialistas en ingeniería afirman que la explotación de hidrocarburos convencionales también conlleva una serie de riesgos, y sostienen que la primera porción del entubamiento utilizado para la exploración debe estar recubierta por una triple capa de acero  y cemento, de modo de garantizar la protección de los acuíferos de la zona.

Leave a Reply