A través de los años, la ingeniería ha encontrado diversas maneras de incidir directamente en la calidad de vida de las personas. Uno de los ámbitos en que esto se ha podido ver efectuado, es el ámbito de la salud.

Una de las carencias que se viven con mayor frecuencia en este entorno, tiene que ver con los distintos procedimientos para lograr la esterilización correcta de los instrumentos médicos y quirúrgicos. Es con el fin de brindar soluciones al respecto, que surge la autoclave. Este, consistía en un mecanismo de generación por vapor, que ha sido utilizado con estos objetivos durante muchos años. Sin embargo, en los últimos tiempos, ha tenido lugar el desarrollo de un nuevo mecanismo que pareciera venir a reemplazar al mencionado. Tal es el caso del Solarclave. Solarclave consiste en un nuevo dispositivo, que fue creado por un importante grupo de especialistas en materia de ingeniería de la Universidad William Marsch Rice, de Houston, Texas, en Estados Unidos de América del Norte.

Solarclave, ingeniería y salud

El Solarclave es una innovación en materia de ingeniería que promete dar lugar a este procedimiento de esterilización de instrumentación quirúrgica y médica, a través de la utilización de energía solar. El mismo, ha sido diseñado con el objetivo fundamental de que no se requiera de energía eléctrica para su funcionamiento. Según los estudios que se han llevado a cabo en relación a este dispositivo, se estima que, el mismo, podría ser esencialmente de utilidad en países en desarrollo que cuentan con un acceso sumamente limitado a fuentes de energía que sean fiables, por lo que las personas acaban resultando mayormente proclives a padecer de ciertas enfermedades y afecciones.

El dispositivo anterior, el Autoclave, era un mecanismo que requería de energía eléctrica para lograr producir vapor. Por el contrario, Solarclave se basa en la utilización de energía solar, nanopartículas de carbono y nanopartículas de metal, que se encuentran dispersas al interior de una solución de consistencia acuosa.

¿Cómo funciona el Solarclave?

Las nanopartículas tienen la facultad de ser termodinámicas, lo cual genera que sean capaces de absorber la energía solar con mucha mayor velocidad que el líquido circundante, dando lugar así a una gran diferencia de temperatura respecto al plato reflectante. Este plato es el encargado de canalizar el calor en la solución acuosa.

Una vez que el calor se canaliza, el mismo es transferido a las moléculas de agua que son adyacentes de las nanopartículas, convirtiéndose directamente en vapor. Las nanopartículas cuentan con la capacidad para generar cantidades de vapor sustanciales, a una cantidad ínfima de 70°C. Son estas características fundamentales de este sistema de ingeniería las que hacen que resulte en un mecanismo mucho más eficiente que el utilizado hasta la actualidad.

http://www.21stcentech.com/gizmos-gadgets-technology-brings-autoclave-quality-sterilization-remote-settings/

Los especialistas en ingeniería que han dado lugar al desarrollo de este mecanismo, los llevaron a cabo con dos prototipos diferentes. En primer lugar, desarrollaron  un sistema de circuito cerrado, pensado esencialmente para esterilizar equipos e instrumentos médicos y quirúrgicos – de tamaño relativamente pequeño – , con el objetivo fundamental de evitar, en la medida de lo posible, todo tipo de infecciones que pudiesen producirse en dicho entorno, a causa de una mala esterilización. En segundo lugar, se desarrolló un sistema destinado a esterilizar los desechos de los animales, como así también de los seres humanos, con el objetivo esencial de reducir la capacidad de propagación de diversidad de enfermedades, lo cual encontraron como un problema de suma frecuencia en países en desarrollo.

El futuro de la ingeniería y la prevención de enfermedades

http://www.ehowenespanol.com/instrumentos-quirurgicos-utilizados-mastectomia-sobre_92655/

Los especialistas en materia de ingeniería que han dado lugar al desarrollo de los mecanismos mencionados con anterioridad, estiman que, en caso de producirse a escala masiva, podrían contar con un potencial suficiente para reducir – en gran medida – una gran lista de enfermedades y de infecciones a nivel planetario. Asimismo, estos mecanismos representan una innovación en ingeniería sustentable, debido a que las nanopartículas no se consumen en el proceso de esterilización, pudiendo reutilizarse indefinidamente.

De ahora en más, deberemos estar a la expectativa de ver qué ocurre con el desarrollo de estos sistemas de ingeniería, que prometen grandes beneficios a nivel social, para la resolución de problemas relacionados a la salud, a una escala mundial.

 

Leave a Reply