Hoy en día, los Smartphone constituyen uno de los mercados más grandes a nivel global. Uno de los problemas más grandes que deriva de esto, tiene que ver con la durabilidad de la batería. Toda persona que tiene o ha tenido un Smartphone, ha podido con seguridad dar cuenta de que, una vez trascurridos los primeros 18 meses del teléfono, la batería de este comienza a durar cada vez menos, dado que la misma comienza a degradarse, a pesar de que el tiempo que tarda la misma en recargarse es extenso.

Es con esta problemática cotidiana en mente, que un grupo de científicos ha llevado a cabo el desarrollo de una tecnología que apunta a generar supercondensadores flexibles, que resulten capaces de almacenar cantidades mayores de energía. Al mismo tiempo, este tipo de tecnología permitiría ser recargada más de 30.000 veces, sin sufrir un proceso de degradación.

 
http://tecnomagazine.net/2016/11/23/supercondensador-capaz-de-recargar-un-smartphone-en-un-santiamen/

Según lo asegurado por los científicos y especialistas en materia de tecnología que han dado lugar a estas innovaciones, si pudiésemos reemplazar las baterías de los Smartphone con este tipo de supercondensadores, nuestros celulares o teléfonos móviles podrían ser recargados en cuestión de segundos y su nivel de energía podría llegar a durar hasta un total de una semana. Al mismo tiempo, uno de los miembros de este equipo de investigación, llamado Nitin Choudhary, afirma que, aún si cargásemos la batería de estos supercondensadores una vez al día (pese a que esto no resultaría necesario), se tardarían al menos 80 años para alcanzar las 30.000 cargas, para que la misma comience a degradarse.

Tecnología y el futuro de las baterías

Esta innovación en materia de tecnología sustentable, fue desarrollada por científicos pertenecientes al Centro de Tecnología para la Nanociencia de la Universidad de Florida Central, en los Estados Unidos de Norteamérica. Según lo estimado por miembros del equipo, la aplicación de esta tecnología podría revolucionar a una gran cantidad de sectores: desde los Smartphone, hasta los automóviles y los medios de transporte que utilizan energía eléctrica en general.

En la actualidad, son muchos los científicos y equipos de especialistas que se dedican al estudio de los nanomateriales, con el objetivo fundamental de continuar mejorando los supercondensadores, para que éstos puedan, en algún momento, terminar reemplazando por completo a las baterías habituales. Uno de los problemas fundamentales con que se han encontrado en este camino, tiene que ver con que se considera que, para que un supercondensador pudiese almacenar tanta energía como una batería de iones de litio, debería tener un tamaño sumamente mayor.

bateria

http://bloguitos.com/2016/11/23/super-baterias-con-carga-en-segundos-gracias-a-supercondensadores/

En concordancia con ello, científicos y especialistas en materia de tecnología de la Universidad de Florida Central, ha llevado a cabo el experimento de aplicar materiales bidimensionales (de un descubrimiento reciente) a los supercondensadores. Por su parte, otros grupos de investigadores en tecnología han probado con fórmulas de grafeno, como así también con otros tipos de materiales bidimensionales, pero aún sin demasiado éxito.

Mirando hacia adelante

Hace mucho tiempo ya, que los distintos científicos e investigadores en materia de tecnología han dado cuenta del grandioso potencial que los materiales bidimensionales tienen para ser aplicados en el almacenamiento de energía. Sin embargo, no fue hasta el inicio de las investigaciones llevadas a cabo por la Universidad de Florida Central, que se ha encontrado una forma ciertamente provechosa de utilizar dicho potencial.

Si bien es cierto que esta tecnología no está aún preparada para su comercialización y que requiere todavía de una gran cantidad de pruebas y experimentaciones, lo desarrollado hasta ahora nos permite comprender que, en un futuro tal vez no tan lejano, nos encontraremos frente a nuevas maneras de mantener la energía en nuestros Smartphone, como así también de otros dispositivos de uso eléctrico.

Leave a Reply