En más de una ocasión hemos hecho énfasis en el poder de la ingeniería y la tecnología para desarrollarse en favor de la mejora y el crecimiento del ser humano. En esta ocasión, hablaremos acerca de cómo la ingeniería continúa haciendo historia, esta vez, en el ámbito de la construcción.

Ingeniería constructiva

Hace unos quince años atrás, los científicos Konstantín Novosiólovel y Andréy Gueim sorprendían al mundo a partir del descubrimiento del grafeno, ese material similar a una lámina, extremadamente delgado, compuesto de carbono puro, con átomos colocados en un patrón regular hexagonal, bastante parecido al material ya conocido como “grafito”, pero de una hoja de átomo que resulta un total de cien veces más fuerte que el mismísimo acero.

Hace poco, un equipo de investigadores y especialistas en materia de ingeniería del MIT (Instituto de Tecnología de Massachusetts), han logrado crear un nuevo material, que se presume el material más duro de todo el mundo para la construcción. Pero eso no acaba allí. Este material, no sólo resulta el más duro del mundo, sino que, además, cuenta con una densidad que alcanza tan sólo el 5% de la densidad del acero, siendo, también, un total de veinte veces más ligero que éste.

Markus Buehler, director del Departamento de Ingeniería Civil y Ambiental del Instituto de Tecnología de Massachusetts, afirmó que:

“Podemos sustituir el material por cualquier cosa. La geometría es el factor dominante.”

https://www.fayerwayer.com/2017/01/mit-crea-el-material-mas-resistente-del-mundo/

El grafeno es uno de los materiales más fuertes del mundo, teniendo una forma 2D. Sin embargo, tras una serie de estudios y desarrollos, los investigadores y profesionales en ingeniería han logrado transformarlo a 3D. Para lograrlo, pudieron comprimir sus partículas, a través de una importante variación en la temperatura  y en la presión.

Fueron estas investigaciones las que llevaron a los especialistas a descubrir que era la forma en que se imprimía el grafeno lo que garantizaba su fuerza y su resistencia, aumentando la misma con la forma de tubo. Fue así como han logrado dar cuenta de que la forma geométrica funciona de manera determinante para que los materiales se vuelvan más fuertes y resistentes.

Teniendo en cuenta lo anterior, fue que dieron cuenta de que esa misma geometría podía ser aplicada a materiales de construcción a gran escala. Fue así como de manos de los especialistas en materia de ingeniería de este proyecto, tuvo lugar una nueva manera de desarrollar los materiales de construcción, brindando a estos una mayor fuerza y resistencia y, además, una mayor capacidad de aislamiento.

grafeno-660x350
https://www.fayerwayer.com/2017/01/mit-crea-el-material-mas-resistente-del-mundo/

El futuro de la construcción

A partir de lo mencionado con anterioridad, especialistas en ingeniería de distintas partes del mundo han comenzado a pensar nuevas metodologías de construcción que se apoyen sobre las teorías propuestas. Un ejemplo de ello, podría tener que ver con la estructura de una obra a gran escala (como podría ser la de un puente) y que, al fabricarse a partir de esa geometría, adquiera un porcentaje ampliamente mayor de fuerza y resistencia.

Siendo estas investigaciones ciertamente recientes, será cuestión de tiempo para que continuemos sorprendiéndonos con los desarrollos en materia de ingeniería para la construcción que encontraremos, aplicando estos nuevos mecanismos.

Leave a Reply