Durante muchos años, la medicina ha visto con buenos y esperanzadores ojos los desarrollos en materia de tecnología que, año tras año, nos iban resultando cada vez más sorprendentes.

En lo que respecta propiamente al ámbito de la salud, la innovación tecnológica no sólo brinda nuevos mecanismos de diagnóstico y de tratamiento, sino también inventos que apuntan a mejorar e, incluso, cambiar radicalmente la vida de personas que padecen de algún tipo de patología o discapacidad.

En este caso, hablaremos acerca de cómo la tecnología, nuevamente, se presenta como una promesa para trascender la discapacidad.

Tecnología y discapacidad

Hace cuatro años atrás, Ivo Vieira observaba cómo le diagnosticaban a su padre una enfermedad de índole degenerativa. En ese entonces, éste decidió llevar a cabo el desarrollo de un nuevo medio de comunicación, destinado específicamente a las personas que deben vivir su vida con limitaciones que resultan extremas. Ello, lo llevaría a cabo mediante la utilización de un tipo especial de tecnología que había sido creada, desde sus inicios, para colaborar con los astronautas de la ESA que se encontraban en el espacio.

Son muchas las enfermedades que van – con el paso del tiempo – limitando las capacidades musculares de las personas, pudiendo, en algunos casos, llegar a impedirles la capacidad del habla verbal. Dentro de esas enfermedades degenerativas podemos mencionar la esclerosis lateral amiotrófica, entre otras enfermedades propias de las neuronas motoras. Sin embargo, aún en esos casos, es el movimiento ocular el que brinda una importante oportunidad de comunicación, siendo que es una parte del organismo que no tiende a verse afectada en estos casos.

Cuando se le preguntó, Ivo Vieira, quien es CEO de LusoSpace, afirmó lo siguiente:

“Llevamos trabajando en realidad aumentada para astronautas desde 2005, así que cuando diagnosticaron a mi padre, se me ocurrió utilizar esta tecnología para mejorar su vida mediante un nuevo sistema de comunicación móvil.”

http://www.idgconnect.com/abstract/8493/crowdsourcing-innovation-ivo-vieira-ceo-lusovu

Fue esta iniciativa la que llevó a dicha empresa a desarrollar sus primeras gafas de realidad aumentada, en el año 2008, fundando, además, la empresa LusoVu, con el objetivo fundamental de poder adaptarlas a personas que cuentan con una discapacidad.

Las gafas desarrolladas recibieron el nombre de “EyeSpeak”. Las mismas, funcionan detectando el movimiento de los ojos mediante un teclado virtual que se representa en el interior de las mismas. Todas las palabras y las frases que fueran deletreadas por el usuario que las utiliza, son traducidas a través de un software integrado. Luego, dichas frases se emiten mediante un altavoz que se encuentra situado en una de las patillas.

El futuro de la salud y la tecnología

Estas gafas representan un avance exponencial en materia de tecnología para el ámbito de la medicina. Las mismas permiten, a su vez, que sus usuarios naveguen en internet, que accedan al correo electrónico, que vean videos, entre otras funciones. De todas maneras, debido a que la información digital tiene su aparición de manera superpuesta al lente, el usuario que utiliza las gafas puede continuar viendo lo que ocurre a su alrededor.

https://www.kickstarter.com/projects/886924859/eyespeak-beyond-communication

Según lo afirmado por Teresa Nicolau, especialista en estas gafas:

“Se trata del primer dispositivo independiente de este tipo; puede utilizarse en cualquier lugar y en cualquier posición  física, independientemente de la orientación de la cabeza del usuario.”

Asimismo, Teresa afirma que:

“Esta tecnología tiene un enorme potencial. Por ejemplo, podría aplicarse a almacenes logísticos, en el que los cascos de realidad virtual mejorarían sustancialmente la productividad de los trabajadores durante el proceso de recogida de artículos.”

Leave a Reply