La creación de elementos a gran escala a través de la impresión en 3D y 4D ya no es una sorpresa en nuestro mundo contemporáneo, en el que la tecnología avanza a pasos exponenciales, poniendo nuevas invenciones ante nosotros cuando aún comenzamos a acostumbrarnos a la anterior. En esta ocasión, la tecnología da vuelta la página y brinda una nueva y magnífica utilidad a la impresión en este tipo de dispositivo, permitiéndole la posibilidad de crear huesos y cartílagos, que puedan luego ser implantados en seres humanos.

Tecnología imprimiendo para la salud

 

Nieves Cubo es profesora del área de Salud de la Universidad Internacional de Valencia, en España. Ella, es la investigadora que se ha convertido en la pionera en lo que a impresión de tejido humano con impresoras 3D refiere.

En entrevistas al respecto, Cubo afirmó:

“En dos años será posible producir hueso y cartílago en impresoras 3D (o 4D si varía con el tiempo ante estímulos externos) y en unos 10-15 años estará disponible esta técnica en los hospitales, ya que aunque está muy avanzado, hay que hacer los ensayos clínicos oportunos, que incluyen estudio de los efectos secundarios a corto y largo plazo, antes de sacarlo al mercado.”

Aunque pudiera sorprendernos, Nieves Cubo nos cuenta que, hoy en día, se están también realizando impresiones de piel humana, como así también de prótesis. Además, explica que, si bien antes se llevaban a cabo en metal, hoy se están realizando en plástico, lo cual no sólo disminuye el peso y los costes de producción, sino que, además, permite una mayor adaptabilidad al cuerpo humano, como puede ser necesario en caso de niños que se encuentran aun transitando su crecimiento.

http://www.3dnatives.com/es/nieves-cubo-imprimiendo-piel-humana-10032016/

Al mismo tiempo, Cubo explica otros maravillosos alcances de esta nueva tecnología:

“Otra de las aplicaciones de esta técnica en la medicina es la fabricación de férulas, donde se están utilizando cada vez más en sustitución de las escayolas al tener más ventajas y ser más cómodas. Son modelos a medida, se pueden mojar, son transpirables y permiten las curvas.”

El futuro de la tecnología de impresión para la salud

 

En entrevistas al respecto, la investigadora y profesora Nieves Cubo sostiene que resulta fundamental avanzar en esta línea, debido a que nos encontramos atravesando una importante revolución en materia de tecnología, pero que, en la actualidad, no se ha aplicado en gran medida a la biología. En este sentido, Cubo reafirma la necesidad de invertir en tecnología para la biología, con perspectiva a futuro.

Algo que no debemos olvidar mencionar es lo referido a las impresoras 4D. En cuanto a estas, las mismas se han categorizado como similares a las 3D, con la diferencia de que cuentan con una cuarta dimensión que es el tiempo.

 

Claramente la impresión 3D y 4D ha ganado un rol fundamental que no debemos perder de vista al proyectar a futuro, ya que, pronto, representarán oportunidades exponenciales en materia de salud que, se espera, serán capaces de salvar y mejorar infinidad de vidas.

Leave a Reply