Bien sabemos que, cuando se trata del ámbito de la construcción, los tiempos de edificación y de preparación de las instalaciones son uno de los factores más preocupantes y difíciles de saldar. En este sentido, lo que en algún momento fue una novedad – las impresoras 3D – prometían un cambio radical en esta materia, ofreciendo tecnología capaz de facilitar estos procedimientos y hacerlos cada vez más rápido. De esa manera, podemos decir que, si bien ya no es sorpresa para nadie, las impresoras 3D representaron una innovación en materia de ingeniería que ofrecía la posibilidad de transformar completamente y de raíz el funcionamiento de las ciudades.

Debido a lo mencionado con anterioridad, no es ya nada nuevo para nosotros hablar de las impresoras 3D y de la posibilidad de construir casas y otro tipo de edificaciones a partir de ellas. Sin embargo, hoy, las mismas vuelven a sorprendernos estableciendo un tiempo récord de construcción de tan sólo 14 horas.

https://prensapress.com/la-gigante-impresora-movil-3d-del-mit-puede-construir-un-edificio-en-14-horas-y-algun-dia-puede-dirigirse-a-marte/

Ingeniería y construcción en tiempo récord

Esta impactante noticia vino de la mano de una impresora 3D desarrollada por el MIT – el Instituto Tecnológico de Massachusetts -, que recibió el nombre de Digital Construction Platform. En pocas palabras, se trata de un desarrollo de ingeniería experimental, caracterizado fundamentalmente por la presencia de un sistema robótico que, hasta ahora, ha demostrado capacidad para dar lugar a la formación de estructuras básicas aptas para edificios. El robot que compone este sistema de ingeniería es semiautónomo y ha logrado superar la mayor parte de las complicaciones y limitaciones con que contaban los desarrollos previos a su nacimiento.

En pocas palabras, la Digital Construction Platform cuenta con un gran brazo robótico que es el encargado de llevar a cabo la parte más importante de la construcción, junto con un segundo brazo que se encarga de detalles de menor escala.

El prototipo desarrollado por el MIT tiene un peso de 3675 kg y sus costes de fabricación oscilan entre los 230.000 euros. Si bien el primer modelo se encontraba equipado con motor diésel, la nueva versión tiene su base de recarga sobre placas solares y una batería que apunta a hacerla mucho más autosuficiente.

Los avances de la ingeniería en la construcción… ¡Y en el diseño!

Además de facilitar exponencialmente los procesos de construcción y de edificación – como así también de poder llevar a cabo la construcción de un edificio en un plazo récord de tan sólo 14 horas – este modelo del MIT se caracteriza por ser capaz de crear diseños diversos libremente. En pocos términos, el desarrollo en materia de ingeniería que ha sido llevado a cabo por el MIT para este nuevo tipo de impresora 3D, permitirá, pronto, que se logre una construcción de edificios mucho más rápida, más sencilla, más barata y con un nivel mucho mayor de adaptabilidad.

3d-printed-house-apis-cor-russia-fb

http://greenarea.me/es/215755/una-impresora-3d-que-construye-una-casa-en-apenas-14-horas/

Para comprender la perspectiva a futuro de este prototipo, los investigadores y especialistas en materia de ingeniería del MIT, estiman que el mismo podrá implementarse en regiones remotas, países en vías de desarrollo o áreas que han sufrido algún tipo de desastre natural, con el objetivo de brindar acceso mucho más rápido y eficaz a nuevas edificaciones de refugio, en un tiempo mucho menor.

Leave a Reply