Como hemos podido observar ya en otras numerosas ocasiones, el contexto mundial actual sirve de fuerte impulso para la ingeniería y los especialistas en la misma, para orientar sus esfuerzos hacia la disminución del gasto energético. En este sentido, ya hace diez años atrás, un grupo de científicos franceses habían podido observar que, cuando los materiales magnéticos se encuentran dispuestos en capas ultra-delgadas, aplicando voltaje sobre ellas, se produce una disminución de por lo menos el 4% en el gasto energético y la cantidad de corriente necesarios para orientar los dominios magnéticos. Sin embargo, en ese entonces, aquella muy leve reducción del gasto energético no resultaba suficiente para las aplicaciones en dispositivos.

El equipo de especialistas en materia de ingeniería que llevó a cabo dichas investigaciones en ese momento, era dirigido por el investigador ICREA Jordi Sort, profesor de Departamento de Física de la UAB. Desde ese momento, este equipo ha buscado una solución que se base fundamentalmente en las propiedades magnéticas de un material nuevo nanoporoso, logrando, de esa manera, un aumento en esa superficie.

http://www.uab.cat/web/sala-de-prensa/detalle-noticia/un-nuevo-material-puede-minimizar-el-consumo-de-los-ordenadores-1345667994339.html?noticiaid=1345733270829

Ingeniería que presenta un nuevo material

Este nuevo material que logró captar la atención del equipo de investigadores y especialistas en ingeniería a cargo de Sort, consiste, básicamente, en capas nanoporosas de aleación de níquel y cobre, organizándose de manera que, en su interior, se formen superficies y agujeros que resulten similares a los que podemos observar dentro de una esponja cualquiera. Sin embargo, en este caso, los poros cuentan con separaciones de solamente unos 5 a 10 nanómetros. En otros términos, podríamos decir que dichas separaciones ofrecen lugar únicamente para la presencia de unas decenas de átomos.

En relación con lo mencionado con anterioridad, Sort aseguró:

«Hay muchos investigadores aplicando los materiales nanoporosos en la mejora de procesos físico-químicos, como el desarrollo de nuevos sensores, pero nosotros hemos investigado qué pueden aportar estos materiales al electromagnetismo».

Por otra parte, el investigador y especialista en ingeniería asegura que:

«Los nanoporos que tienen los materiales nanoporosos en su interior ofrecen una gran cantidad de superficie. Con esta inmensa superficie concentrada en un espacio muy pequeño podemos aplicar el voltaje de una pila y disminuir enormemente la energía necesaria para orientar los dominios magnéticos y registrar los datos».

http://vistazo.com/seccion/ciencia-y-tecnologia/tecnologia/nuevo-material-reduce-al-minimo-el-consumo-energia-de-los

Según sus palabras, además, dichas características traen consigo la existencia de un nuevo paradigma que apunta al ahorro energético, tanto en ordenadores como en la computación en líneas generales. Además, ofrece una alternativa de ahorro energético para todo lo que tiene que ver con la manipulación de datos magnéticos en general.

El futuro de la ingeniería para el ahorro energético

El objetivo fundamental en el que se encuentra trabajando el equipo de investigadores y especialistas en materia de ingeniería a cargo de Sort, es implementar este material en las memorias de las computadoras, ordenadores y diversos dispositivos móviles, lo cual, estiman, puede traer consigo una gran cantidad de ventajas. Según explica el profesor, una de las principales ventajas tiene que ver con un muy significativo ahorro económico directo en la facturación del consumo eléctrico que tienden a tener los ordenadores. Sin embargo, aseguran que, también, esto podría significar un considerable aumento en cuanto a la autonomía con que cuentan los diversos dispositivos móviles.

Leave a Reply