En la actualidad, los desarrollos en materia de ingeniería continúan apuntando a mejorar las condiciones de vida de la población y ofrecer un mejor futuro. Para esto, resulta fundamental cuidar los recursos naturales. Entre estos, el agua es uno de los recursos más importantes para el mantenimiento de la vida, tanto de los seres humanos, como de las plantas y los animales. Si bien siempre fue considerado como un recurso renovable, se encuentra también agotándose en diferentes partes del mundo.

Para buscar soluciones a este tipo de problemáticas, especialistas en ingeniería han ido aplicando sus conocimientos e innovaciones a generar herramientas que puedan alcanzar un mayor ahorro de estos recursos. Ejemplo fundamental de ello es el proyecto europeo de nombre Irriman Life+, que ha apuntado a lograr un sistema de riego sostenible, basado especialmente en el déficit de agua.

https://www.youtube.com/watch?v=bfDGfh3HQoI

Irriman Life+, ingeniería para el riego sostenible

Irriman Life+ es un proyecto coordinado por la Universidad Politéctica de Cartagena. Además, colaboran en este proyecto la Consejería de Agricultura de Murcia, el Centro de Edafología y Biología Aplicada del Segura, la Federación de Comunidades de Regantes del Mediterráneo y la Universidad de Córdoba. Luego de tres años de trabajo, con especialistas dedicados en materia de ingeniería y una gran cantidad de investigadores, este proyecto ha llegado a su fin. Uno de los principales resultados obtenidos y que debe destacarse tuvo que ver con la implementación de sistemas de riego inteligente de excelencia que han logrado, no sólo reducir en un 30% el consumo de agua necesario para esta tarea, sino también una reducción del 40% en las emociones de CO2 desde el suelo. Según su coordinador principal, esto ayuda considerablemente a mitigar los efectos del cambio climático.

Desde sus comienzos, este proyecto financiado por el Porgrama Life+ de la Unión Europea, se había planteado como objetivo fundamental aumentar considerablemente la productividad del agua. Además, ha apuntado a disminuir los costos de energía del riego presurizado. Por otra parte, fue un proyecto que buscó incrementar el potencial de fijación del carbono en el agroecosistema.

Se estima que este proyecto y los nuevos desarrollos en materia de ingeniería para el ahorro del agua y la reducción del impacto del cambio climático, sentarán precedentes para continuar en caminos de sustentabilidad.

Leave a Reply