Claramente los accesos a nuevas innovaciones en materia de tecnología nos han permitido facilitar muchas cuestiones que antes no hubiéramos podido resolver. Por lo menos no con la misma sencillez. Sin embargo, hay ciertas problemáticas que aún en las nuevas tecnologías no habían encontrado sus mecanismos de resolución. Una de ellas es la que refiere a la localización de personas perdidas, en momentos y lugares en los que no se cuenta con conexión.

Nuestra dependencia de la conexión a Internet ha ido creciendo a pasos exponenciales con el paso del tiempo. En este sentido, que exista una circunstancia de riesgo en la que no se pueda contar con acceso a la red es inadmisible. Por esto, José Ángel Berná, profesor en la Universidad de Alicante, ha desarrollado una tecnología que permitiría encontrar personas aún en estas situaciones de aislamiento de red.

http://www.tecnoxplora.com/sinc/%E2%80%98app%E2%80%99-localizar-personas-desaparecidas-zonas-cobertura_201801025a4b5f000cf2e006ece2b5de.html

La tecnología trasciende sus propios límites

Incluso en los sitios más remotos se puede acceder a los grupos de rescate en caso de que algo suceda. Sin embargo, existe la posibilidad de encontrarse en un área en la que no se pueda contar con conexión a Internet, lo que dificulta considerablemente este tipo de operatoria.

Teniendo en cuenta las complicaciones de gravedad que este tipo de limitaciones pueden llegar a ocasionar, Berná, que es profesor del Departamento de Física e Ingeniería de Sistemas y Teoría de la Señal de la Universidad de Alicante, ha llevado a cabo el desarrollo de una aplicación disponible para teléfonos móviles que, a través de la señal de WiFi del mismo dispositivo es capaz de mandar mensajes cortos aún cuando no exista señal alguna. De todas maneras, aunque se encuentra en período de prueba y de desarrollo esperando aumentar su capacidad, la señal tiene hoy un alcance de sólo algunos kilómetros.

El mensaje que la aplicación es capaz de enviar tiene que ver con las coordenadas exactas de la persona que lo emite, pudiendo incluirse además la identidad del propietario del teléfono. Esto se lleva a cabo a través del GPS del teléfono.

Por su parte, para que cualquier tipo de señal de auxilio que sea emitida a partir de este desarrollo en materia de tecnología pueda ser recibida correctamente, Berná diseñó un receptor portátil de realmente poco peso, que puede ser utilizado en los refugios de montaña o por los rescatistas.

Para que la aplicación funcione correctamente, en caso de una emergencia, el usuario lo único que tiene que hacer es activarla, para que la misma envíe una señal periódica, que puede ser emitida permanentemente mientras el teléfono cuente con batería.

El futuro de los rescates

Obteniendo verdaderamente interesantes resultados, esta app ha sido ya probada por los Grupos de Rescate Especial de Intervención en Montaña de la Guardia Civil y también por Salvamento Marítimo. Se espera que se continúe desarrollando la tecnología de esta app para lograr que las señales se emitan a largas distancias, entre otros avances que se puedan llegar a conseguir al respecto.

Leave a Reply