Los avances que se han sucedido a lo largo de los años en materia de ingeniería son indiscutibles y se han hecho presentes en diferentes partes del mundo. Claro está que no todas las naciones avanzan del mismo modo y con los mismos objetivos y son muchos los factores a los que puede apelarse para dar cuenta del crecimiento de unos en relación con los otros.

Tal es así que, cuando se intenta analizar el nivel de automatización de la industria manufacturera de una nación, uno de los mejores índices que se puede encontrar en la actualidad es lo que se ha dado a llamar como “densidad robótica”. La densidad robótica hace referencia a la cantidad de robots que podemos encontrar por cada 10.000 trabajadores.

¿Han logrado los avances en ingeniería incrementar de manera considerable la automatización?

Lo primero que debemos entender cuando nos encontramos frente a frente con los resultados, tiene que ver con que el crecimiento anual de la densidad robótica es capaz de marcar el nivel de progreso que se está llevando adelante en los ambientes productivos para ganar competitividad.

En el año 2016 se dio a conocer un índice que arrojaba como resultados un número total de 74 unidades, suponiendo un 12% de incremento a nivel mundial, respecto a lo que se había encontrado en el año 2015.

Peor hay un dato del que no podemos olvidarnos y es que el crecimiento no ha sido exactamente el mismo para todos los países que han formado parte de estos estudios. De hecho, el país que más ha visto incrementarse su índice de densidad robótica es Corea, que se ha logrado mantener en el primer puesto de nuestro ranking desde el año 2010, con un total de 631. En lo que refiere al 2016, su crecimiento fue superior, alcanzando el 12,5% respecto al año anterior. Por el contrario, el crecimiento en España fue menor, alcanzando solamente un 7% respecto al 2015, con 160 unidades por cada 10.000 trabajadores.

http://www.infoplc.net/actualidad-industrial/item/102860-robots-at-work

Lo que la ingeniería dice del desarrollo de los países

Este índice no sólo nos ayuda a observar el nivel de automatización que han alcanzado los diferentes países, sino también la inversión que realizan en materia de ingeniería para aumentar su competitividad en los mercados de productos manufacturados. Si bien es un elemento que se encuentra íntimamente ligado a la industrialización en todas sus formas, aplica en mayor medida a la fabricación de vehículos y de componentes específicos, como son los del área de la electrónica.

El crecimiento de los países desarrollados en esta materia es algo sumamente variable, que puede cambiar considerablemente de un año al otro. Un caso emblemático es el del gigante asiático, China. Hace poco tiempo atrás, este país se encontraba situado en el puesto número 23 de la lista, con una muy baja cantidad de equipos robóticos por cada 10.000 trabajadores. Sin embargo, es el país que presenta el crecimiento más dinámico en ingeniería para la automatización. Tal es así que su nuevo impulso lo ha llevado a alcanzar el 15% en el año 2017.

Muchos son los países del mundo que se encuentran apostando fuertemente a la automatización, debido a que es una de las mejores maneras de garantizar un aumento importante en la competitividad para los diferentes ámbitos de la industria. Se estima que, a este nivel de crecimiento mundial, a fines del año 2019 funcionarán alrededor del mundo unos 2,6 millones de robots de industria, contra el millón que estaba funcionando en el año 2015.

 

Leave a Reply