En un contexto en el que nuestro mundo se encuentra cada vez más interconectado, mejorar los servicios a partir de los cuáles se lleva a cabo esta conexión se encuentra en el centro de la escena pública. Teniendo esto en cuenta, especialistas en materia de ingeniería dan lugar a los primeros bancos de pruebas para las redes inalámbricas de este sistema. Ello, puede tener lugar gracias al desarrollo del proyecto FLAME.

FLAME se hace realidad y la interconexión se facilita con ayuda de la ingeniería

Estos primeros bancos de prueba para las redes inalámbricas de señal 5G son los que van a permitir que las diferentes empresas puedan probar aplicaciones para este sistema. Los mismos, se encuentran instalados en Barcelona y Bristol. Que estos bancos hayan podido ser puestos en funcionamiento en dichas ciudades es consecuencia del desarrollo del proyecto FLAME. El objetivo del mismo es que especialistas e investigadores, algunos de ingeniería, lleven a cabo ensayos con servicios de medios abiertos en una escala urbana. El objetivo de esto es poder comprobar por primera vez el funcionamiento de estas redes en entornos reales.

El proyecto mencionado, FLAME, es financiado por la Unión Europea. El mismo, para cumplir con los altos objetivos que le fueron propuestos, se ha valido de tecnologías emergentes, que favorecen la coordinación de políticas y recursos municipales a este respecto, con la necesidad de las personas y de los potenciales usuarios que gustan de poder llegar a contenidos audiovisuales independientemente de la parte de la ciudad en la que se encuentren.

http://ajuntament.barcelona.cat/imi/es/proyectos/flame

Se trata básicamente de un proyecto que apunta a mejorar considerablemente la experiencia de los usuarios y su capacidad de acceso a toda la información y todos los contenidos que éstos puedan llegar a requerir. Por si fuera poco, se apunta también a reducir la complejidad de desarrollo en tecnología e ingeniería para brindar estos servicios, al tiempo que se busca reducir los costes implicados en la emisión y la obtención de los contenidos.

En relación con esto, Michael Boniface, coordinador del proyecto, sostuvo:

“Los bancos de prueba 5G a escala urbana de FLAME ofrecen oportunidades sin par para estudiar la aceptación, la viabilidad y el rendimiento de las redes 5G. Al estudiar en concreto los servicios audiovisuales, los consumidores pueden explorar los beneficios de las redes 5G para el ocio, para la formación o, para poder explorar el mundo”.

Ingeniería y ciudades inteligentes

Pero algo que se debe mencionar es que estos bancos de pruebas no estarán colocados en cualquier parte, eligiendo el sitio de forma arbitraria. Por el contrario, se apunta a generar lo que se ha dado a llamar como “ciudades inteligentes”, tanto en Barcelona como en Bristol. Se trata de ofrecer capacidad avanzada para la gestión de los servicios y de las redes, de modo que los servicios audiovisuales se encuentren al alcance en todo momento y lugar en el que los usuarios los soliciten.

La expansión de estas pruebas a otras ciudades pertenecientes a la Unión Europea se irá dando a partir de diferentes convocatorias, para maximizar los resultados obtenidos a través de este proyecto.

Leave a Reply