La cuestión de cómo almacenar los alimentos para que la vida útil de los mismos pueda ser más larga es una problemática que ha requerido la atención de especialistas e investigadores durante muchos años. Esto se debe al conocimiento acerca de la escasez de los mismos en determinadas partes del mundo, como así también a una necesidad de alargar la vida de los vegetales en los momentos en los que abundan las épocas de sequía que perjudican las plantaciones. En este sentido, especialistas han logrado ahora desarrollar una tecnología que promete alimentos más duraderos en el tiempo.

Innovación en tecnología y alimentos por más tiempo

La innovación en materia de tecnología que promete hacer más duraderos en el tiempo diversos tipos de alimentos llega de la mano del centro de tecnología AINIA y de la empresa UBE Corporation Europe (en España). El desarrollo tiene que ver con la creación de envases inteligentes y altamente flexibles, que son capaces de alargar la vida útil de distintos tipos de alimentos. Esto se hace mediante la protección de los mismos respecto de la oxidación que se sucede como consecuencia del paso del tiempo.

https://www.interempresas.net/Envase/Articulos/217087-UBE-Ainia-presentan-prototipos-envases-flexibles-que-alargan-vida-util-alimentos.html

Entre los alimentos que se considera que se pueden conservar de esta manera, se destacan especialmente los infantiles, las compotas, las salsas, los zumos, los purés, las mermeladas, los concentrados, las conservas y los platos preparados, entre otros.

El prototipo del envase que fue llevado a cabo por los investigadores y especialistas en tecnología a cargo de este proyecto cuenta con una muy innovadora combinación de polímeros. Son estos capaces de mejorar considerablemente los procesos de esterilización, como así también todo lo relacionado con los tratamientos térmicos.

Tales han sido los resultados obtenidos de estos proyectos, que en algunos casos la vida útil de algunos alimentos ha llegado a duplicarse. En los casos en los que no ocurre, de todas maneras se ha logrado alargar considerablemente. El hecho de que se trate de envases mucho más flexibles de lo habitual hace que la conservación sea mejor, ya que genera mejor ergonomía, como así también más facilidad de uso.

El origen del proyecto

La solución en materia de tecnología que han alcanzado AINIA y UBE responde directamente a los requerimientos de envasado que exigen los sectores de producción de alimentos principales. También se trata de poder responder a las necesidades de los diferentes consumidores, que requieren de envases que puedan adaptarse con mayor facilidad a los movimientos de su vida cotidiana. Sin embargo, hay otro elemento fundamental que se tiene en cuenta y que tiene que ver con los requerimientos del medio ambiente.

Se estima que, en el futuro, con el continuo desarrollo de este tipo de envasados, se pueda mejorar el impacto del envasado tradicional en el medio ambiente y se pueda lograr mayor durabilidad de los alimentos.

Leave a Reply