Al estilo de vehículo tradicional que conocemos y al que estamos acostumbrados le quedan los días contados. Hoy, las empresas ya no realizan proyecciones que apunten a los motores ni a los combustibles tradicionales. Con la mirada hacia adelante, lo que viene es el automóvil eléctrico. Es para mejorar su autonomía y su desarrollo que se están llevando adelante una serie de importantes avances en tecnología.

Tecnología que marca el futuro de la industria automotriz

La búsqueda por generar fuentes de energía renovables y alternativas es algo que estamos viendo en los distintos sectores del desarrollo. Es este impulso que ha llegado a ocupar un lugar en la agenda a nivel mundial lo que ha consolidado el campo para dar lugar a la tecnología del automóvil eléctrico.

En la actualidad, no puede decirse que el automóvil eléctrico sea algo que sigue estando solamente en las revistas de tecnología. Por el contrario, el año 2017 registró un aumento significativo de más del 50% en la venta de estos vehículos respecto al período de comparación. Son estos datos concretos los que están empujando a los desarrolladores a modificar todas aquellas falencias que hoy persisten en estos vehículos. No se trata de graves problemas, pero sí se apunta a aumentar considerablemente la comodidad de los usuarios y las posibilidades mismas de estos automóviles.

https://laflecha.net/vehiculos-electricos-mas-eficientes-en-cuanto-a-consumo-energetico/

Uno de los puntos más importantes en este sentido es la autonomía. Si bien se han logrado grandes avances en tecnología relacionada a ello, los sistemas de aire acondicionado y de ventilación de estos automóviles, en la actualidad, hacen que su autonomía sea un 25% menos de lo que debería y se espera. En este sentido, JOSPEL – que es un proyecto con financiamiento europeo – logró generar un sistema de climatización completamente nuevo, que es capaz de controlar y aprovechar mejor y de manera más eficiente las temperaturas en el interior de estos automóviles.

Avances que reafirman el camino de la tecnología para vehículos eléctricos

Todavía queda mucho por probar y por mejorar. Sin embargo, teniendo en cuenta los últimos datos obtenidos, se han logrado importantes avances en los objetivos de mejorar la autonomía de estos automóviles que ya están ganando un fuerte lugar en la demanda de la sociedad.

Uno de los primeros datos a destacar es que, basándose en un efecto denominado Joule, se ha logrado que la calefacción de estos vehículos reduzca su consumo energético en un total del 30%. Asimismo, se estableció un sistema de refrigeración que, basándose en un sistema de células peltier, redujo en un 25% el requerimiento de energía para un funcionamiento eficaz.

Además de los datos mencionados con anterioridad, también es importante destacar que el consumo de las baterías logró reducirse en un significativo 12%. Esto fue así gracias a una gestión de las temperaturas optimizada y mejorada.

A partir de los avances mencionados en tecnología para la autonomía de los vehículos eléctricos, es posible estimar que se seguirán viendo mejoras sustanciales en el funcionamiento de los mismos. Esto se relaciona fuertemente con la creciente demanda de la sociedad por esta nueva forma de transitar, a la que los especialistas buscan brindar las mejores respuestas.

 

 

Leave a Reply