El avance de la ingeniería está llevando a una verdadera revolución en al forma en que concebimos el mundo y los elementos en él. Recientemente, ingenieros pertenecientes al Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), en la ciudad de Cambridge, en Estados Unidos, han logrado crear un avión de tamaño de aeromodelismo. Y, por si fuera poco, lograron hacerlo volar por unos minutos de manera exitosa.

Ingeniería y aviones iónicos

El avance en ingeniería desarrollado por estos especialistas consiste en una nave que, en lugar de tener turbinas o hélices, como los aviones tradicionales, es impulsada por un viento iónico. Esto es un flujo de iones que se produce en el interior mismo de la nave y que genera empuje. Este, pese a los pronósticos más pesimistas, resultó ser lo suficientemente fuerte como para poder impulsarlo a lo largo de un vuelo constante y sostenido, equilibrado.

Algo que hay que destacar acerca de esta innovación, es que este avión propulsado por iones no debe confundirse con los drones. A diferencia de estos, que funcionan con hélices, la ingeniería de esta nueva nave es completamente silenciosa durante su funcionamiento. Además, a diferencia de los aviones tradicionales que se impulsan con turbinas, esta nueva nave no requiere de combustibles fósiles para poder volar.

2018112313272216992png

https://www.hibridosyelectricos.com/articulo/tecnologia/mit-crea-avion-electrico-viento-ionico-motores-ni-emisiones/20181123132539023427.html

El gran logro fue llevado adelante por especialistas en ingeniería e investigadores a cargo del profesional Steven Barret. Él, es profesor de aeronáutica y astronáutica en el MIT, en Estados Unidos. Según informó, Barret espera que este desarrollo clave pueda generar, próximamente, el desarrollo de drones mucho más silenciosos. Y, en el largo plazo, espera que estos sistemas puedan ser incorporados en la construcción de aviones de carga y de pasajeros, para poder desterrar definitivamente los combustibles fósiles en la propulsión de estos.

Según sostuvo Barret frente a periodistas, el diseño de esta nave basada en iones, proviene de los gustos personales del creador, que es fanático de Star Trek. Debido a su constante consumo de estas películas y series durante su infancia, Barret se sintió especialmente inspirado por las naves lanzaderas futuristas, para incorporar su diseño en el avión iónico.

El desarrollo

Los primeros pasos de este avión iónico datan de hace 9 años atrás. En ese momento, Barret comenzó a buscar alternativas para desarrollar naves que no dependieran de piezas móviles en su construcción. Luego de un largo tiempo de investigaciones, se centró en el viento iónico.

Si bien es cierto que desde su surgimiento en 1920 el viento iónico ha sido especialmente un proyecto de aficionados, hoy en día, los especialistas en ingeniería lograron ponerlo en práctica para la propulsión de aviones y naves de excelente y fluido funcionamiento.

Leave a Reply