Desde sus comienzos, la tecnología se ha planteado con objetivos de mejora de la calidad de vida de las personas. Se ha postulado desde un punto de vista asistencial, favoreciendo la salud, el trabajo y todos los aspectos del desarrollo vital y social. En esta ocasión, nos encontramos con un desarrollo tecnológico e informático que apunta a mejorar sustancialmente el día a día de las personas con movilidad reducida. Se trata de una aplicación.

Si hay tecnología y voluntad, no hay límites

Recientemente, se ha lanzado una aplicación para dispositivos móviles que genera esperanzas y expectativas. Consiste en una tecnología que permite consultar distintos caminos para los usuarios, contemplando subidas, escaleras, empedrados, entre otros. Al mismo tiempo, habilita una configuración para encontrar parques cercanos y otros espacios recreativos.

Si bien es cierto que, en principio, pareciera ser una aplicación pensada para personas con movilidad completa, las expectativas sobre la misma son otras.

El programa lleva el nombre PRoA (Personalized Route Assistant). Se trata de un gran avance en tecnología desarrollado en la Universidad de Granada, por parte del Grupo de Investigación Modelos de Decisión y Optimización.

Como se ha dicho ya, el programa tiene la capacidad de dar cuenta de los distintos estados de las rutas. En este sentido, no sólo avisa cuando hay un parque verde cerca, sino que también envía a las personas por las rutas más cortas, puede reconocer dónde hay y dónde no hay pendientes, dar cuenta de calles rotas con piedras, entre otras cosas. Al tratarse de un asistente, el programa reconoce las necesidades de cada persona en particular.

proa-movilidadPNG

https://novaciencia.es/crean-un-app-inteligente-para-obtener-rutas-accesibles/

Programación funcional

Al buscar opciones para el viaje que deben realizar, las personas ingresan en la aplicación el punto de partida y el destino. Luego, tienen la posibilidad de indicar preferencias. Entre estas preferencias están contempladas las de personas con movilidad reducida también. Entonces, si estas personas necesitan rutas cortas y evitar pendientes, la aplicación va a saber brindar el mejor camino para cada caso.

Este desarrollo en tecnología es también perfecto para los ancianos. Además de las condiciones mencionadas, puede reconocer obstáculos en cada ruta. Estos pueden ser cortes de calle, espacios de construcción o arreglos, entre otros. De esa manera, calcula y envía a las personas por el mejor lugar en cada ocasión, de acuerdo a sus necesidades personales, garantizando su bienestar y su cuidado.

Por estas razones, se estima que será un antes y un después para ancianos y personas con movilidad reducida. Podría ser una herramienta de asistencia que mejore sustancialmente su calidad de vida en las ciudades.

Leave a Reply