Recientemente se han dado a conocer los resultados de un experimento que puede llegar a revolucionar por completo el campo de la comunicación segura. Tiene que ver con el desarrollo de nuevos cómodos de comunicaciones cuánticas.

Un nuevo paso hacia la seguridad en las comunicaciones cuánticas

 

Este experimento ha sido llevado a cabo por un grupo teórico, liderado por Mikel Sanz Ruiz, perteneciente al Departamento de Química Física de la Universidad del País Vasco. Lo que se ha conseguido es preparar un estado cuántico a distancia. En otros términos, lo que se ha logrado es generar una comunicación de forma completamente segura, con otro ordenador cuántico que se encuentra físicamente separado. Pero, además, se ha logrado que, por primera vez, se haga en el rango de las microondas. Una nueva tecnología que puede traer consigo lo que se considera como una verdadera revolución para los próximos años.

Este trabajo mencionado se enmarca en el proyecto europeo que recibe el nombre de Quantum Flagship. Ha sido publicado en la reconocida revista llamada Nature Communications. El mismo, se ha efectuado en colaboración con investigadores de procedencia japonesa y alemana.

 

PNGfotonoticia_20190618144534_1200

https://www.europapress.es/ciencia/laboratorio/noticia-cientificos-espanoles-logran-comunicaciones-cuanticas-seguras-primera-vez-rango-microondas-20190618144534.html
 

A raíz de estas investigaciones, se ha conseguido desarrollar un protocolo para la preparación de un estado cuántico a distancia. No obstante esto, realizando la comunicación en el rango de las microondas. En este sentido, Sanz Ruiz sostuvo que:

“Que es la frecuencia en la que trabajan todos los ordenadores cuánticos. Esta es la primera vez que se comprueba la posibilidad de hacerlo en este rango, lo cual puede traer una revolución en los próximos años en los ámbitos de la comunicación cuántica segura y los radares cuánticos en microondas”.

La preparación de un estado cuántico a distancia tiene especialmente como base el fenómeno de entrelazamiento cuántico. En este, los conjuntos de partículas que se encuentran entrelazadas pasan a perder su individualidad, comportándose como una sola entidad. Esto, incluso si se encuentran especialmente separadas. De esa forma, dos ordenadores pasan a tener una correlación cuántica, que hace operaciones solamente en uno de ellos, pudiendo luego incidir en el otro.

Una historia que llega a su cauce

 

Se sabe que los estudios con ese protocolo de preparación a distancia tuvieron inicio hace alrededor de 20 años. De todas maneras, hasta la fecha, no se ha logrado que la comunicación deje de hacerse a través de ondas del rango visible. Para comprender por qué, el especialista afirma que:

“Esto es debido a que el trabajo en este rango se puede realizar a temperatura ambiente, dado que la radiación térmica que emiten los cuerpos, por el simple hecho de estar a temperatura ambiente, es extremadamente baja en el rango óptico, por lo que apenas existen interferencias en esa comunicación —describe el investigador—. Sin embargo, en el rango de las microondas, se producen billones, trillones de fotones a temperatura ambiente que destruyen las propiedades cuánticas, por lo que para evitar todo ese ruido, estos experimentos se deben hacer en temperaturas cercanas al cero absoluto (0,05 Kelvin), para limitar al máximo la radiación de los cuerpos, y la comunicación sea efectiva”.

Leave a Reply