En la Universidad de Cádiz, un equipo de científicos ha diseñado un método para conocer de forma inmediata y certera, en caso de incendio, si el fuego ha sido prendido a través de la ayuda de algún tipo de combustible. El método está basado en una especie de nariz electrónica, que identifica los materiales de la misma manera en que lo haría un órgano olfativo, procesando el olor que desprenden esos compuestos.

¿Cómo funciona la nariz electrónica?

 

Según estiman los profesionales, las conclusiones de los estudios con nariz electrónica podrán obtenerse in situ, debido especialmente a su portabilidad. Esta constituye una novedad frente a otros sistemas que son actualmente empleados con estos fines, ya que es la forma de conocer las razones de un incendio inmediatamente, en cualquier parte en que este pueda darse, como así también de una manera económica en comparación con otros mecanismos.

 

PNGInvestigadores-copia

https://www.uca.es/noticia/investigadores-de-la-uca-desarrollan-una-nariz-electronica-para-detectar-gasolina-en-incendios/

 

Este dispositivo ha sido educado a través de su exposición a distintos tipos de muestras ya quemadas. También se lo ha expuesto a distintos tipos de líquidos inflamables. En estas pruebas, los diferentes patrones de elementos carbonizados se procesan mediante un algoritmo matemático, de forma de obtener una huella digital. Esto se convierte en un identificador único que hace posible la determinación objetiva de las razones de un incendio en menos de 10 minutos. Ello constituye una gran diferencia especialmente frente al método tradicional de referencia que puede llegar a demorar hasta un día y medio.

Ventajas y novedades

 

En comparación con la técnica de referencia que se emplea habitualmente en casos de incendios para determinar sus causas, como es la cromatografía de gases en detector de masas, esta propuesta de nariz electrónica presenta algunas ventajas sustanciales. Estas ventajas van más allá de su sola velocidad de análisis. Además de eso, este mecanismo presenta condiciones de trabajo que son mucho más ágiles. La versión portátil puede ser trasladada en un maletín, simplemente, porque no requiere de instrumentación adicional que sea voluminosa.

Además de esto, los resultados obtenidos son objetivos y se construyen a raíz de una fórmula matemática. Esta es otra gran diferencia, debido a que en el método tradicional las conclusiones se establecen sobre la interpretación de los expertos. Esto también favorece un importante ahorro económico, debido a que este nuevo sistema supone al menos la mitad de la inversión del sistema tradicional. Se espera que este sistema se difunda para saber las razones de los incendios con exactitud y rapidez, para así poder prevenirlos.

 

Leave a Reply