Recientemente, ha nacido un nuevo tipo de envase que plantea el futuro en el envasado de alimentos. Se trata de un envase activo que no hace uso de ningún tipo de plástico. Por el contrario, se compone solamente de productos y materiales naturales.Ha sido desarrollado por la Universidad Politécnica de Cartagena y es capaz de aumentar la vida útil de los productos hortofrutícolas frescos en un 40%. Ello permite una reducción en los frutos con podredumbre.

¿En qué consiste este nuevo envase?

 

Este envase activo usa aceites esenciales encapsulados con ciclodextrina. Es un polisacárido natural que lo que hace es retrasar el desarrollo de microorganismos que alteran la calidad inicial de los productos, como pueden ser las bacterias o el moho. En otros términos, esta encapsulación es la que evita que los aceites esenciales alteren el sabor o el olor de los frutos, permitiendo una liberación modulada de esos aceites para ejercer su acción antimicrobiana durante la conservación. Ha sido patentado por Antonio López Gómez, catedrático de la Universidad, comercializado a través de la marca Newfresh.

Durante los ensayos, se han simulado envasados agroindustriales y transporte de tomates y pimientos. Lo que se buscaba era concluir que los envases activos son capaces de reducir sustancialmente la presencia de frutos podridos con respecto a lo que sucede con los envasados tradicionales. Esto hace que la vida útil del producto sea más extensa en el tiempo y en excelentes condiciones, pudiendo incluso llegar a destinos lejanos en medios de transporte sin que ello implique una pérdida en la calidad.

https://www.agrodiario.com/texto-diario/mostrar/1686644/envase-activo-desarrollado-upct-alarga-vida-util-tomates-pimientos-40

Exportación y comercio

 

El envase activo de Newfresh está pensado especialmente para favorecer el comercio exterior a través de la exportación. Ello permitiría una extensión significativa en el mercado de productos hortofrutícolas a países a los que hoy en día no son capaces de enviar sus productos, ya que no pueden ofrecer la garantía de que estos llegarán en las condiciones adecuadas de conservación.

Algunas grandes empresas  han puesto a prueba este tipo de envasado y han obtenido excelentes resultados. Entre estas se destacan Fruca y Agroponiente. Hoy, se encuentran ya comercializando sus productos con el uso de estas “cajas activas “inteligentes”, que inhiben el proceso de oxidación a través de mecanismos que se activan cuando los productos son refrigerados a lo largo del tiempo de transporte y almacenamiento.

Otro aspecto clave a tener en cuenta tiene que ver con el cuidado del medio ambiente. Estos envases con aceites esenciales encapsulados son considerados como una excelente alternativa reciclable y sostenible. Se trata de una posibilidad mucho más viable para la salud del planeta que los tradicionales envases plásticos, cuyas consecuencias para el entorno natural son ampliamente conocidas desde hace tiempo.

 

Leave a Reply