Con el paso de los años ha ido creciendo considerablemente la preocupación por la escasez del agua en diferentes partes del mundo. Esto está llevando a los estados nacionales y a especialistas de la ciencia, la ingeniería y la tecnología a desarrollar diferentes proyectos y estrategias para poder combatir esta problemática, con la injerencia social que, sabemos, la misma tiene.

Sin embargo, incluso en los sitios más secos del mundo existe algo de humedad en el interior de las nubes. Por eso, especialistas en materia de ingeniería están llevando a cabo experimentaciones para lograr extraer el agua que se encuentra en su interior, pudiendo de esa manera darle un uso adecuado.

Especialistas en ingeniería apuntan a solucionar el problema del agua

Hoy, podemos ya dar cuenta de un muy importante logro en el sentido de lo mencionado. Esto se debe especialmente al surgimiento de un sistema de extracción que se estima que puede funcionar de la manera adecuada en los escenarios propuestos. Este importante logro fue obtenido por el equipo dirigido por Evelyn Wang. Compuesto por especialistas en ciencias, tecnología e ingeniería, el mismo pertenece al Instituto Tecnológico de Massachusetts, en Cambridge. También, se debe la otra mitad de este histórico logro a Eugene Kapustin, perteneciente a la Universidad de California, en Berkeley, ambas instituciones radicadas en los Estados Unidos de América del Norte.

http://news.mit.edu/2018/field-tests-device-harvests-water-desert-air-0322

El dispositivo llevado adelante por los equipos de especialistas mencionados con anterioridad se encuentra basado en un concepto que fue propuesto por primera vez el año pasado. Ahora, cuenta ya con un importante historial de ensayos, llevados a cabo en los aires secos de Tempe, Arizona. Fue a partir de ese momento que se pudo confirmar el gran potencial que este método puede llegar a tener. De todas maneras, esto no niega que se requieran todavía de diferentes procesos para optimizar aún más su funcionamiento.

Desde que se comenzó con este proyecto hasta el día de hoy, se ha logrado dar con muchas y diversas mejoras. De esta manera, el sistema logrado se basa fundamentalmente en materiales de surgimiento reciente, con una alta área de superficie. Estos materiales se llaman MOFs o armazones organometálicos. Así se consiguió una creación capaz de extraer agua potable, incluso de las nubes que se encuentran en los aires más secos de los grandes desiertos. Tal es la efectividad que se está logrando en la actualidad con este sistema, que se puede llegar a extraer agua incluso en zonas en las que la humedad no supera el 10%.

Los avances en la obtención de agua con el paso del tiempo

No es la primera vez que podemos encontrar tecnologías creadas especialmente para la obtención de agua potable. Esto se debe a que la crisis de agua lleva ya algún tiempo, especialmente en determinados países, que ven hoy restringida su capacidad de consumo. Por esto, podemos decir que ya llevan tiempo las investigaciones en esta materia. También se ha logrado la obtención de humedad desde el aire seco, aunque esto pudo llevarse a cabo a través de tecnologías y avances en materia de ingeniería que resultaron sumamente costosos económicamente y difíciles de ser puestos en práctica.

Cada uno de los métodos que se han obtenido hasta la actualidad en este sentido -incluyendo a aquellos que apuntan a obtener agua a partir de la niebla y que se emplean en distintos países- cuentan con muchas limitaciones. Por el contrario, el nuevo sistema desarrollado no tiene esos mismos obstáculos. Es esta capacidad de superar las problemáticas con que contaban los sistemas anteriores la que hace que se pueda dar con una novedosa y segura manera de obtener agua potable y limpia, apta para el consumo humano, prácticamente en cualquier parte del planeta Tierra, incluyendo a aquellos lugares más secos. Y esto, por si fuera poco, puede lograrse solamente alcanzando la humedad del aire, sin necesidad de intervenir los territorios fértiles y otros espacios naturales.

Por otra parte, cabe mencionar que este nuevo dispositivo logrado por especialistas en ingeniería, encontró en su versión de prueba la posibilidad de alimentarse a través de luz solar, obteniendo buenos resultados de productividad y alcance. Además, si bien algunos especialistas han destacado que el dispositivo en sí mismo se caracteriza por tener un tamaño pequeño, se considera que puede llegar a producir un cuarto litro de agua por día por kilogramo de MOFs. De todas formas, los especialistas a cargo aseguran que, si se eligen correctamente los materiales de ahora en adelante, se puede llegar a alcanzar una producción tres veces más altas que la obtenida en la actualidad.

138167_web

https://www.eurekalert.org/pub_releases/2017-04/uoc–dpw041117.php

Tras haberse comprobado su eficacia y las problemáticas que resuelve, este dispositivo se encuentra en prueba y tratamiento para acabar de saldar las dificultades que todavía puede llegar a sostener. Así, se estima que en un tiempo no muy lejano podremos encontrarnos con un excelente nivel de desarrollo de estos sistemas, que permitan dar respuesta a la escasez de agua a lo largo del mundo.

Leave a Reply