La transferencia energética sin cables es algo que ha ido aumentando con el paso del tiempo. Se trata de un avance sustancial en materia de ingeniería que favorece este proceso de manera más rápida y eficaz.

Ingeniería para la transferencia de energía sin cables

El hito en materia de ingeniería del que hablamos en esta ocasión fue logrado por CIRCE, el Centro Tecnológico Aragonés, en España. Se trata de un logro nunca antes visto en transferencia de energía sin cables como intermediarios. Consiste en el desarrollo del primer sistema en el mundo que es capaz de potenciar a 300kW de forma totalmente inalámbrica y libre de cables. Esto no solo supone un avance en materia de conexión sin cables, sino que, además, implica triplicar la capacidad, si se lo compara con lo alcanzado dos años antes.

Uno de los grandes logros de este avance tiene que ver con la primera apertura de puerta a la carga inductiva de forma ultrarrápida para vehículos eléctricos catalogados como “pesados”. En este sentido, se estima una carga de los mismos que podría ahorrarse un 60% del tiempo habitual. Este ahorro del tiempo es respecto a los sistemas actuales en esa materia. Por otro lado, se trata de un sistema que mejora sustancialmente la usabilidad para el que conduce. Asimismo, al estar soterrado, tiene un impacto mínimo sobre el mobiliario y la infraestructura urbana.

2018102613582475857 PNG

https://www.hibridosyelectricos.com/articulo/tecnologia/desarrollado-espana-sistema-recarga-inalambrica-3-veces-mas-rapido/20181026134350022787.html

Proyecto NIWE

Fue el proyecto europeo NIWE el que permitió el marco para estos avances. El mismo, es financiado por la Comisión Europea, mediante el accionar del programa “Horizonte 2020”. En el interior de este proyecto, se ha validado en el marco de la industria metalúrgica el avance alcanzado por CIRCE.

La aplicación en el corto plazo de los avances de CIRCE está pensada para el transporte de carga de alimentación eléctrica. Se piensa tanto para su utilización en trayectos urbanos como interurbanos. Además, se apunta a poder extender el prototipo de inducción a otras industrias de diversa índole, en el largo plazo.

El funcionamiento de este desarrollo sustancial en materia de ingeniería alcanza su funcionamiento mediante la circulación de corriente eléctrica que tiene lugar entre dos bobinas. Una se coloca en el vehículo en cuestión y la otra en el suelo. Es de esa manera que se da lugar a un potente campo magnético, que es el que permite que el vehículo pueda cargarse sin necesidad de cables ni de otros dispositivos conectados a tierra. Otra gran ventaja es que el sistema, al estar soterrado, genera un impacto visual prácticamente inexistente y mínimo, que no altera la distribución geográfica de los mobiliarios e infraestructuras urbanas.

Leave a Reply