Las sequías como consecuencia del cambio climático están llevando a los investigadores a desarrollar distintas formas de aprovechar el agua. En este sentido, investigadores y especialistas en ingeniería de la Universidad Politécnica de Valencia y de la Universidad Politécnica de Madrid han generado un nuevo modelo de gestión urbana de la lluvia.

Ingeniería para aprovechar el agua de lluvia

 

Además de la seguridad, el sistema pensado por estos especialistas en ingeniería tiene en cuenta la optimización de la eficiencia de la gestión del agua de lluvia como un recurso natural. A través de la definición de un balance hídrico, estos investigadores han llevado a cabo el diseño de un modelo que minimiza los costos con los que se deduce la solución de las infraestructuras urbanas que se necesitan para desarrollarlo. Se trata de un enfoque nuevo que contribuye a mejorar la gestión del agua de lluvia en las ciudades, haciéndola mucho más sostenible.

Uno de los recursos principales para el manejo sostenible de las aguas de lluvia se encuentra en los sistemas de drenajes urbano sostenible. Hoy en día, muchas son las ciudades que están apostando por sistemas de ingeniería de esta índole para poder hacer una gestión local de las aguas pluviales. Así, se maximiza la eficiencia de su gestión.

PNGZpfqqZ68RJpGNIHZq9ViM8ctsnAZMEz2jf

https://www.retema.es/noticia/proponen-nuevos-modelos-mas-sostenibles-para-la-gestion-urbana-del-agua-de-lluvia-LSsjD

El diseño de estos sistemas se basa esencialmente en principios similares a los aplicados por los sistemas de saneamiento tradicionales. Se trata de infraestructuras que, en su mayoría, se diseñan fundamentalmente para gestionar con garantías una tormenta que podría llegar a suceder con ciertos niveles de probabilidad. Detrás de este criterio se encuentra un enfoque basado en la seguridad de operación.

Nuevas infraestructuras de gestión del agua

 

Teniendo en cuenta este contexto, el grupo de Investigación Hidráulica del Riego de la UPM, en conjunto con los investigadores del Instituto Universitario de Investigación de Ingeniería del Agua y Medio Ambiente de la UPV y en conjunto con la empresa llamada Greenblue Management, presentaron un nuevo enfoque. Este, se orienta específicamente al diseño de nuevos tipos de infraestructuras para la gestión de las aguas. Fundamentalmente, aguas de escorrentía superficial en el arco de las pequeñas cuencas urbanas de las ciudades.

Lo que se busca lograr es un nuevo balance hídrico para la cuenta. Este incluye la lluvia, el riego, la infiltración, la evapotranspiración y, especialmente, la capacidad de reutilización del agua de escorrentía. Se trata de un gran avance en materia de ingeniería para la sustentabilidad del ambiente y del desarrollo humano en un contexto de cambio climático.

Según sostienen los investigadores, se trata de una propuesta que permitirá una nueva gestión del agua como recurso, logrando su máxima eficiencia. Esto podrá utilizarse en cualquier precipitación o tormenta, independientemente de su magnitud y de la cantidad de milímetros implicados en la caída de agua.

Leave a Reply