La búsqueda de nuevas formas de diagnóstico del VIH es un proyecto que se mantiene latente en muchos países. Esto, especialmente, en los países que cuentan con infraestructuras limitadas para ello, circulando muchas variantes del virus. Encontrar otras formas de diagnóstico ha sido uno de los objetivos de los investigadores del CIBERESP en España.

 

Nuevos desarrollos en tecnología de diagnóstico

 

Los investigadores del CIBER de Epidemiología y SLUD Pública (CIBERESP) han evaluado una nueva tecnología molecular. Esta es la que tiene por fin poder detectar y cuantificar los recombinantes complejos del virus.

África Holguín es investigadora del grupo en el Hospital Universitario Ramón y Cajal. Ha dirigido un estudio internacional que ha sido recientemente publicado en Scientific Reports, en el cual también ha participado la Clínica Universidad de Navarra. En este estudio, se ha evaluado sangre seca infectada con variantes recombinantes del VIH o HIV en la República Democrática del Congo.

 

investigacionPNG

 

https://www.consalud.es/pacientes/nuevo-hito-en-el-diagnostico-rapido-del-vih-en-africa_64671_102.html

El estudio ha evaluado por primera vez la utilidad de una técnica molecular nueva, Point of Care comercial. Se la evalúa en función del diagnóstico y la cuantificación de la cantidad de VIH. Para ello, se emplearon sólo unas pocas gotas de sangre seca impregnada en un papel de filtro especial e infectada por los recombinantes complejos del virus, circulando por Kinshasa. Según Holguín:

“Esta técnica molecular POC es mucho más sencilla y rápida que las técnicas moleculares convencionales, por lo que es ideal para su uso en países con infraestructuras limitadas”.

Otra característica de esta técnica tiene que ver con que se realiza con un aparato portátil que resulta mucho más sencillo de usar y más pequeño que las técnicas utilizadas con frecuencia en los laboratorios que se encargan del diagnóstico. Ello, permite hacer la prueba en los propios sitios donde se lleva a cabo la visita clínica de los pacientes o donde se efectúa la toma de la muestra. Pero, además, permite que los resultados estén disponibles en menos de dos horas.

Pruebas que generan esperanza

 

Los investigadores evaluaron por primera vez la eficacia de estas técnicas frente a otras que eran ya comercializadas y que se caracterizaban por tener un muy amplio recorrido. Para ello, emplearon muestras de sangre seca de un total de 160 adultos y niños del Hospital Monkole, en la capital del Congo. En este sitio, la mayor parte de las variantes circulantes son recombinantes y complejas.

Las 160 personas eran principalmente seropositivos diagnosticados. La infección por VIH se pudo confirmar y cuantificar en 14 niños y en 70 adultos a partir de la nueva técnica. Además, se pudieron identificar 8 casos a los que se les había dado un falso positivo. Una vez que se llevó adelante el estudio, los ensayos presentaron alta correlación entre los resultados. Los datos fueron comunicados de manera rápida a los clínicos de la ciudad responsables de la intervención de esos pacientes.

Finaliza entonces Holguín afirmando que:

“Hemos demostrado que estas técnicas moleculares rápidas y sencillas POC son una alternativa viable en países de bajos recursos donde circulan muchas variantes del virus, como en la República Democrática del Congo. Además, al poderse implantar y realizar la técnica en los mismos sitios de consulta, su uso puede acelerar las intervenciones clínicas”.

Leave a Reply